«Lo que me duele es que el alcalde no me quiera recibir»

sheyla-caballero-manifestacion-ayuntamiento-27-04-16-750x478

Sheyla Caballero no está dispuesta a rendirse. De nuevo ha vuelto a protagonizar otra manifestación a las puertas del ayuntamiento, para reclamar una ayuda laboral que le permita hacer frente a su situación personal y económica. Sin embargo, la respuesta que recibe desde el gobierno local no le satisface.

En declaraciones a Utrera Digital, reconoce que «lo que me duele es que el alcalde no me quiera recibir, y solamente me recibe el teniente de alcalde, Francisco Campanario». Además, afirma que este edil la ha amenazado con las consecuencias que pueden acarrear sus manifestaciones públicas: «me dice que si me pongo con pancartas y a decir que el alcalde no me ayuda, puede pasar que realmente no me ayude cuando llegue el momento». También sobre José María Villalobos se lamenta de que «a todo el mundo le responde por Facebook y a mí no se ha dirigido ni siquiera para preguntarme cómo estoy».

Pese a ello, no se amedrenta y asegura que volverá a salir a la calle en próximos días con una pancarta para recordar cuál es su situación. De hecho, comenta que «si me tengo que pone en huelga, lo voy a hacer. Y si me muero por la huelga de hambre, en sus conciencias va a quedar».

Apoyos sociales
En esta ocasión, ha contado con el apoyo de colectivos como  el sindicato Comisiones Obreras y la plataforma «Construyendo ReDpública», que se han interesado por su caso y están intentando ayudarla.

Desde que hace una semana se manifestó por primera vez, poco ha cambiado. Afirma que ha conseguido que sus dos hijos de 4 y 10 años entren en el comedor escolar, gracias a Servicios Sociales y a la Junta de Andalucía. «Es la única ayuda que he recibido, salvo la de algunas personas que se han ofrecido a darme información, y un carrito que me han dado para poder llevar a mi niña porque no la puedo coger en brazos debido al problema que tengo en el hombro. También ha habido un ciudadano que me ha pagado un recibo de la luz y le estoy muy agradecida», comenta.

«Mis niños están sin zapatos y no tengo ni medicamentos»
Desde el Ayuntamiento le repiten lo mismo de siempre: «que mi caso tiene prioridad pero que tengo que esperar hasta julio, y yo no puedo, porque me voy a tener que ir del piso en el que estoy, al no poder hacer frente al pago del alquiler». A ello se une que «mis niños están sin zapatos, y no he tenido ni para comprarle los medicamentos que necesita mi hija».

Ante las críticas que su caso ha despertado entre algunos usuarios de las redes sociales, que la acusan de mentir, Sheyla Caballero afirma que «no estoy estafando a nadie, porque tengo todos los informes que demuestran que lo que cuento es verdad».

El pasado fin de semana ha trabajado un día, lo que le reportó 50 euros que «he empleado en pagar el recibo de la basura, pero es el único trabajo que he podido hacer. También me ofrecieron algo en Sevilla, pero era poco dinero y me lo tendría que gastar en transporte».

Reclama seis meses de trabajo
Así las cosas, insiste en que necesita «seis meses de trabajo para poder cotizar lo necesario y cobrar 18 meses de ayudas, ya que tengo dos niños. De esta forma podría entrar en quirófano y operarme del problema que tengo en el hombro y, tras la rehabilitación, acceder a una paga al tener una minusvalía del 38% porque, aunque mejore mi salud, ese problema no se puede resolver por completo».

Durante los dos últimos años, esta utrerana ha contado con el respaldo del conocido como «equipo de desamparo», perteneciente a la Junta de Andalucía, que le recomendó separarse de su anterior pareja debido a que «existían informes que recogían los problemas que había en mi casa». Después de ese período, dicha ayuda ha llegado a su fin «porque entienden que, supuestamente, mi caso ya ha finalizado». Ha sido en enero cuando ha pasado a manos del equipo de tratamiento familiar, dependiente de la Junta, tras permanecer esperando desde el pasado mes de noviembre. Este equipo «solamente me presta ayuda psicológica a mí y mis hijos, pero no de tipo económico».

UTRERADIGITAL

Anuncios