Los picos gourmet de Utrera dan la vuelta al mundo y llegan a Corea y Estados Unidos

Los productos de Panadería Obando son artesanales y siguen una receta familiar que se ha transmitido durante cincuenta años

OBANDO PICOS GOURMET UTRERA

El proceso de producción de los picos y regañás de Obando es artesanal – A.F.

Casi tan importante como los magníficos productos gastronómicos que existen en Andalucía, es disponer de un buen acompañamiento. Es imposible pensar en disfrutar de un buen jamón serrano, sin tener a mano unos suculentos picos, o probar una ensaladilla sin poder acompañarla de unas regañás artesanas. Aquí es donde entra en acción la empresa utrerana Panadería Obando, que en los últimos años ha hecho una apuesta importante por los picos y regañás artesanos de alta calidad. Una apuesta que está cosechando un notable éxito en diferentes mercados.

Recientemente esta firma local ha estado presente en el XXX «Salón de Gourmets», de Madrid, donde han acudido los profesionales del sector más importantes de todo el país, mostrando sus mejores productos gastronómicos. Panadería Obando ha formado parte del expositor de Andalucía, enseñando al exterior principalmente tres productos, los picos artesanos gourmet, la regañá artesana y el mostachón de Utrera.

El balance de la presencia de Obando en esta muestra no ha podido ser mejor, ya que, como explica el propio Jaime Obando, «han sido días de mucho trabajo, donde hemos mantenido numerosas reuniones para que nuestros productos sean distribuidos en muchos puntos de España e incluso en el extranjero. Hemos cerrado un acuerdo con una empresa de distribución para que nuestros picos lleguen hasta Estados Unidos, concretamente a Miami y puede que también en un futuro a México».

 

Este producto se está convirtiendo en una carta de presentación de Utrera en el exterior, ya que poco a poco está conquistando muchos mercados. Desde hace años los picos ya se pueden encontrar en los mejores restaurantes de Madrid, donde son muy demandados por el sector de la hostelería, están presentes en otras comunidades autónomas españolas, han llegado a lugares como el Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda y pronto darán un salto todavía más grande para desembarcar en Corea.

Los picos artesanos están elaborados con materias primas de calidad selecta, Obando cultiva el 70% de los cereales utilizados en la elaboración del producto y están aderezados con aceite de oliva virgen extra, que también produce Obando. El proceso de elaboración sigue siendo completamente artesanal.

A la hora de conquistar los mercados exteriores otro dato importante a tener en cuenta, es que estamos ante un producto que tiene una fecha de caducidad de seis meses, algo que facilita poder encontrar estos picos en países de todo el mundo. Por el contrario, un dulce tan típico en Utrera, como es el mostachón, no aguanta tanto, «por lo que aunque hay distribuidores interesados en comercializarlo, se torna más complicado», ha explicado Jaime Obando.

Panadería Artesana Obando es una empresa familiar utrerana, con una trayectoria de más de cincuenta años en el sector, que vende sus productos a más de 25.000 clientes en toda España. Ha encontrado el equilibrio entre seguir con los métodos de producción artesanales y ofrecer un servicio acorde con los tiempos actuales.

Receta familiar

Al preguntar a Jaime Obando, gerente de la empresa, por las claves para que este producto se esté convirtiendo en toda una revolución gastronómica, asegura «que se trata de un producto exclusivo que solo lo comercializamos nosotros. Lo ha desarrollado mi hermano y el secreto es trabajar con las mejores materias primas, volviendo a lo que siempre nos enseñó mi padre, utilizando como masa madre una levadura natural que producimos nosotros mismos, sin usar componentes químicos, que no se compra en ningún sitio, que es la que le da el sabor tan personal y la textura única que caracteriza a los picos».

ABC

Anuncios