Una planta china podría curar casi todas las enfermedades

570b29c0c36188a27f8b45ea

Ciertos compuestos de la escutelaria china tienen efectos beneficiosos antivirales, antioxidantes y que pueden matar los cánceres humanos dejando las células sanas intactas.

Una nueva investigación llevada a cabo en el instituto británico John Innes, dirigida por la profesora Cathie Martin, ha descubierto que la escutelaria china conocida como ‘scutellaria baicalensis’ produce compuestos que pueden ayudar a tratar el cáncer y las enfermedades del hígado, informa la revista ‘Science Advances‘.

La ‘scutellaria baicalensis’ es una planta conocida como Huang Qin en la medicina tradicional china, utilizada con el fin de tratar los dolores de hígado y de pulmón, además de ciertas fiebres.

Según la investigación, las raíces de esta planta contienen unos compuestos llamados isoflavonas, cuyos efectos además de ser antivirales y antioxidantes, pueden acabar con los cánceres humanos sin tocar las células sanas. Los experimentos en animales vivos han demostrado que las isoflavonas lograron frenar el crecimiento de tumores, lo que promete una nueva esperanza en la búsqueda de curaciones y de tratamientos óptimos y eficaces contra el cáncer.

El misterio de la estructura molecular

La mayoría de las flavonas se sintetizan a través de un compuesto químico llamado naringenia, el cual contiene el grupo -OH (hidroxilo) en su estructura. Sin embargo, las flavonas beneficiosas de estas plantas en concreto no contienen tal grupo en su estructura.

Leer más

ADN

“No hay ninguna enzima conocida que lo elimine para producir las flavonas que encontramos en las raíces de Huang-Qin”, explicó la profesora Cathie Martin, quien con la colaboración de científicos chinos busca la posibilidad de formar las flavonas de las raíces de Huang-Qin a través de una vía bioquímica distinta. En las raíces de la scutellaria, la “vía biosintética ha evolucionado relativamente poco, apartándose de la vía clásica en que se producen flavonas en hojas y flores”, explica la profesora.

“Entender esta vía podría ayudarnos a producir flavonas beneficiosas en grandes cantidades, permitiendo nuevas investigaciones sobre sus potenciales usos medicinales”, agregó la investigadora.

RT

Anuncios