SNUFF MOVIES: SATANISMO, FRAUDE Y CRIMEN ORGANIZADO

Los antecedentes mas parejos a lo hoy llamado “Snuff Film”, se remontan al trabajo semi-documental de varios directores Italianos: Franco Prosperi, Gualtero Jacopetti y Antonio Climati que, editando desde 1963 films como “Mondo Cane I y II” (mundo perro, que da el nombre al genero “Mondo”), y después otras como “Sabana violenta” ó “Mundo dulce y cruel”, crean la polémica. Las películas -plagadas de trucos-, muestran desde costumbres indígenas hasta guerras civiles, como en el caso de “Adiós Africa” -prohibida en EE.UU-, donde filmaron matanzas guerrilleras en Africa y por la que fueron acusados -aquí la relación Snuff- de participar y haber pagado por rodar la muerte de 3 personas.Pero sin duda, parte del “mito Snuff” viene de los 70, cuando el productor Yanki Allen Shackelton compra un film -rodado en Argentina- llamado “The Slaughter” (el matadero), y creado por Michael y Roberta Findlay, directores de otras películas de terror -posteriores- como “El poder del diablo”.

.

El matadero, que muestra la celebración de ritos satánico-sexuales, es remaquetado por Shackelton como “Snuff” -nace el nombre “oficial” que se rumoreaba-, y cambia los títulos de crédito por un mensaje que, tras el “asesinato” de la protagonista en pleno ritual, puntualiza “Fin del Snuff”.Debido a la publicidad, con frases como “el film que solo pudo ser hecho en Sudamérica, donde la vida no tiene valor”, el fiscal de Nueva York abrió una investigación, que se cerraba horas mas tarde entrevistando a la “actriz asesinada”. Todo quedó resuelto. Aun así, los tabloides afirmaban que en el mercado negro vendían películas reales desde 100 a 500 dólares, y los antipornógrafos corrieron el bulo, sin tener pruebas, de que se mataba a mujeres para lograr el “climax sexual” y las cintas corrían “en los círculos de Hollywood”. Tras movilizar al FBI no se obtuvieron pruebas.

.

SECTAS SATANICAS Y CINTAS DE VIDEO

Aunque sin información concreta, algunos crímenes famosos se han atribuido a estos films, entre ellos el del asesino y pederasta canadiense Claude Bernard, que en 1995 grabó sus coitos con niñas de 14 años a las que después mató, pero sin rodar los asesinatos. Otros datos relacionan las Snuff con los recientes crímenes pedofilos en Bélgica (sin datos precisos) o el de películas que unos soldados habrían realizado de sus violaciones y asesinatos a mujeres de la antigua Yugoslavia, y que serían proyectadas y vendidas desde EE.UU. por millonadas… ya en nuestro país, se ha teorizado con que crímenes como el ocurrido en Alcasser hayan sido producto de una Snuff, al igual que especularon algunos periódicos, con esa posibilidad, en el asesinato de la Ibicenca, de 19 años, Mónica Juan Roig, quien apareció muerta en un descampado el 31 de Diciembre de 1995 con signos de violencia que hicieron pensar que una red mafiosa, que mataba a gente para grabarlo, podríaactuar en Ibiza, algo de lo que no existe el mas mínimo dato.

.

La traducción mas acorde de Snuff es “tufo”. Socialmente se identifica con componentes como el sexo, rapto, la tortura y la muerte, amén de rasgos infanticidas, sadomaso o sumisión, como el “Bondage” (esclavitud), que consiste en atar a la “victima” con cuerdas que pasan por los genitales, boca, brazos, etc… para después realizar las practicas mas perversas; desde el acto sexual, hasta la coprofilia, enemas, masturbación, felacion, humillación… asi pues, seria el siguiente escalafón de la tortura sexual.

.

En los recorridos por sex-shops madrileños, hemos encontrado desde libros que hablan de pedofilia -que no pedofilos-, hasta películas sado de lo mas brutal, como la saga “Private Pain”, sin relaciones sexuales específicas, tan solo torturas y amputaciones.Sin embargo, la definición mas acertada de “Snuff Movie”, es, según el periodista catalán Jaume Balagueró, la de “una película, formato video o cine, en la que se perpetran actos de violencia y de muerte con el exclusivo objeto de ser grabados…. Las muertes tienen que ser perpetradas con el objeto de ser filmadas”.

.

Según Balagueró, ex-director del Fanzine “Zineshock”, dedicado al cine subversivo y marginal “antes se hablaba de que era un mito, ahora ya se sabe que no…”. Consultado sobre la posibilidad de la existencia de redes, Balaguero deja la puerta abierta a esa posibilidad “Si existen ese tipo de redes, son redes muy elitistas… lo veo mas como contactos entre determinada gente o grupos… es una cuestión policial -apunta-”.Algunas muertes han dejado patente la intención de realizar Snuffs, y en procesos como el de Johnny Zinn, acusado en 1986 del rapto y asesinato de la estudiante Linda Daniels, de 20 años, en Nuevo México, uno de sus compinches declaro en el juicio que el propósito era hacer una Snuff que no se llevo a cabo.Algunos achacan a otros asesinos en serie esa intención, además de una relación con las sectas satánicas.

.

Tal es el caso de David Berkowitz (conocido también como “El hijo de Sam”), quien dijo haber filmado algunos de sus crímenes y se le vinculó con varios personajes del satanismo Americano. Incluso, en el asesinato a balazos de Stacy Moskowitz y su novio en Julio de 1977, se encontro una lampara que no aparece en el reporte oficial. Según el Investigador Maury Ferry: “Berkowitz grabó sus asesinatos para distribuìrlos entre la Iglesia de Satan”.No solo Berkowitz. El famoso lider de “la familia”, Charles Manson, inspirador del asesinato de Sharon Tate, la esposa del director cinematografico Roman Polansky y otras personas en 1969, se ha relacionado falsamente con las Snuff, presuntamente realizadas en Tejas. Según el critico de cine, periodista y autor del reciente libro “Serial Killers” (Asesinos en serie), Jesus Palacios : “descubrí que el mito surgía de un libro que hay sobre “la familia”, de Ed Sanders…

.

Fue el que extendio el bulo de que en el rancho del desierto donde estaba Manson se rodaban películas Snuff, se hacían sacrificios, y todo eso se escondia o pasaba al mercado Snuff… el tipo se lo habia inventado”. No solo eso, si no que Sanders, según Palacios, también “habia achacado crímenes a la iglesia del día del juicio final “La Iglesia del Proceso” (The process)”. “El proceso” le llevó a juicio, ganando y prohibiendo a Sanders mencionar a la iglesia.Para Palacios el tema es un mito: “en un mercado en el que, supuestamente, puedes comprar organos humanos, niños, niñas, puedes ir de cacería humana a Yugoslavia…que son cosas que me parecen relativamente inverosímiles, pero relativamente posibles, comprar imágenes grabadas de muerte me resulta bastante increíble…no creo que nadie pague precios astronómicos por ver una muerte filmada…es imposible saber si esa muerte es real o es falseada ” y finaliza que, por la propiedad o creacion de Snuffs “Nunca ha existido alguien que haya sido detenido”.

Sobre la relacion satanica, otros datos desde estados unidos apuntan a que en 1996 se robó una Snuff de la oficina del Templo de Set, liderada por el teniente coronel del ejercito estadounidense Michael Aquino(escision de la “Iglesia de satan” del fallecido “papa negro” Anton Szandor La Vey), en San Francisco (EE.UU). Pero… ¿que hay de verdad en las Snuff?.

.

MORBO, MITO Y REALIDAD.

La serie “Guinea Pig” consta de 7 cintas marginales editadas en japon en 1989 (para television). La numero 3, conocida como “Unabridged Agony” (algo como “Agonia insostenible”), y la dos, que porta el mismo titulo de la serie, han pasado a la opinion publica como genuínas Snuff . La “sinopsis”, textual, del segundo volumen, lo explica casi todo: “Explicito muestrario que nos da la solucion para convertir un aburrido fin de semana en diversion a tope, simplemente llamando a un par de amigos y consiguiendo a una amiga que se deje hacer toda clase de perrerìas. Autentica sucesiòn de atrocidades para el espectador màs exigente”. Algun titulo en japonés y ningún script final, dejan al espectador poco informado flipando ante el televisor.

.

Las imagenes impactan:Mientras un cartel cuenta los golpes, varios personajes, a cara tapada, abofetean con las manos llenas de sal y un saco de monedas a una mujer, la dan patadas, la torturan con auriculares a la maxima potencia durante horas, la dan vueltas hasta que vomita, la queman con aceite a 70 y 150 grados, la arrancan una uña con unas tenazas… la pelicula termina con la muerte de la mujer, atada a una silla y atravesandola un ojo desde la parte de la sien izquierda con un largo clavo.Las curiosidades de la vida, hicieron que en 1991, el polemico actor hollywoodiense Charlie Sheen, ofreciera al FBI una copia de la serie “Guinea” -conseguida a traves de amigos-, convencido de su realidad, pero el FBI le comunico que en la cinta no aparecen muertes o torturas reales, solo buenos efectos especiales.No es lo único que demuestra su falsedad, ya que “guinea” esta registrada comercialmente, se distribuyeen círculos legales de gore y, otra cinta de la serie, ilustra el “Making Off” (como se hizo) de los capitulos, donde una actriz, con los brazos sajados -de latex- por un ninja loco se desternilla de risa ante el “efecto”.La version policial española no dista mucho de la del FBI.

Es bastante dificil aportar informacion al no haberse registrado nunca un caso de este tipo “Lo mas parecido -en el tema sexual- han sido actuaciones de la unidad de delincuencia economica con respecto a material pedofilo o pornografico no registrado en Sex-shops”, comentaba para EOC el portavoz de la direccion general de la policia Jose María Seara, quien apuntaba que “en la comisaria general de la Policia Judicial no constan hechos de esta gravedad, denuncias ó investigaciones en España… Segun tengo entendido, hay rumores de cosas parecidas a estas películas en Hamburgo, Holanda, Italia y America, pero aqui no hemos llegado a esto -finaliza-”.

.

Muchos interesados en hallar vestigios sobre las “Snuff” no han hallado “redes” ó “mercados”, y pesquisas como las de Rider McDowell en 1994 para el periodico Americano “San Francisco Chronicle”, el propio FBI, o algunos periodicos Yankis que llegaron a ofrecer hasta 25.000 dolares de recompensa a quien entregase una Snuff real, no dieron fruto.

En España, la produccion del extinto “Efecto F” de Antena 3 Tv, buscó alguna para tratar el tema, encontrando solo la de guinea, al igual que el programa de Pepe Navarro, quien además, ofrecio cantidades economicas a cambio de conseguir imagenes fuertes, teniendo que retractarse por ello… Pero ahí no acaban las curiosidades. Según Angel Ramos, de la empresa de efectos especiales RHK, organizador de festivales de cine y presidente de la asociacion cinematografica “Zelig” de Madrid: “Frank Henenlautter, que es un director Americano de cine muy thrash, muy brutal, ofreció una recompensa de 1 millon de dólares, que el pagaría, por ver una película de este tipo.

.

A el nunca le remitieron una, pero hay mucho dinero en juego….” y comenta con tono jocoso “también, sabiendo que Frank Henenlautter es uno de los tios con mas deudas de Hollywood, -de tenerla- yo tampoco le hubiera mandado una copia”. Preguntado sobre otro rumor que circula sobre películas rodadas en las areas de mexico y EE.UU., Ramos apunta: “forma parte tambien de una leyenda… en la zona de El Paso, toda la frontera mejicana, habia gente que entraba a “cazar” en la zona mejicana, a los primeros poblados y pueblillos antes de llegar a Tijuana, y se producian una especie de Razzias… secuestros nocturnos de niños y mujeres que acababan en la zona norteamericana en una orgia de sexo… que eso este grabado ya no lo se.”

.

Sin embargo, sobre las “redes” de venta, el productor televisivo y experto en sectas satanicas, Gabriel Carrion, dicen haberse topado de la forma mas curiosa con vendedores de Snuff en otros paises “Yo tuve acceso a una tiendEL OJO CRITICOa en Londres, una libreria, donde supuestamente contacte con una gente, porque iba a por un video en concreto, de un ritual satanico que habia habido en Valencia -con sacrificio humano- y me puso en la direccion un abogado vinculado al Opus Dei… o sea, que era de lo mas “oficial” me refiero… “. Segun Carrión, el paralelismo entre un nivel adquisitivo mas que amplio y el gusto por estas supuestas películas es evidente, ya que “se produce una degradacion por tener absolutamente todo mas que cubierto… y necesitas otras posibilidades”.Ante la imposibilidad de obtener pruebas, continuamos la búsqueda en Internet, donde los delitos porno están al orden del dia. Tras varias conversaciones por “chat” (hablar en tiempo real por la red), un personaje, que decia ser de florida, aseguraba tener Snuff genuinas “se distribuyen desde EE.UU por unas 40.000 pesetas”, y nos narraba imágenes de una copia que decía poseer: “a una de las tias, le clavan por detras una barra de hierro y la sacan por delante…”, para continuar “Dan asco, a la vez que se te empalma estas mirando con cara de susto…”. Conversaciones de este tipo hemos tenido a decenas, incluso con Españoles, pero al de pactar la cita y cantidad económica, resultaba ser, por fortuna, simple vacile.

.

LA MUERTE ES UN PLACER

Por otra parte, la poca base real de estos films ha incrementado su mito desde hace unos años, desde que varias empresas Americanas (principalmente) realizan, con bajo presupuesto, presuntas Snuff. Las hay porno, es decir, películas XXX donde se hacen burradas con chicas/os -todo efectos especiales- en pleno acto sexual, como hace la empresa “Snuff incorporated” o las llamadas de “horror-sexual”, que fomentan otras factorias independientes como “W.A.V.E Productions” ó “independent Cinema”, y suelen costar unos 29.95 $ (unas 4.300 pts.). Los circulos independientes Españoles tambien tienen cintas de este tipo, mezcla de sexo, terror, sadismo, canibalismo… y van desde el simple erotismo de directores como Jesus Franco, hasta lo mas brutal de los artistas independientes.Incluso, el desconocimiento popular ha identificado películas de los circulos comerciales con genuínas Snuff.

.

Tal es el caso de “Holocausto Canibal”, del gènero “canibal” y reeditada en video hace unos meses. La pelicula, del Italiano Ruggero Deodato -quien usa infinidad de pseudónimos-, llegó a ser confiscada por la corte suprema Italiana y calificada de obscena en otros paises. “Holocausto Canibal” narra, a fuer de reportaje, el viaje de unos periodistas salvajes que en su andanza por la selva masacran a los canibales, finalmente son comidos por estos. Aunque las muertes humanas son ficcion, las animales no: Destripan una tortuga gigante, matan un cerdo de un balazo… asi casi una decena, que le valió a Deodato merecidas denuncias desde los defensores de los animales.En el mundillo underground se hallan incluso supuestas grabaciones sonoras de “ultraviolencia”, es decir, gritos de dolor de personas que, supuestamente, estan muriendo. En cuanto a las películas, encontramos mas curiosidades, como las llamadas “Real-Movies” en las que salen suicidios reales ó asesinatos, incluso de archivos policiales -aun asi tenemos los telediarios-, películas o fotos que podríamos denominar “Horror”, donde aparecen animales y personas desnudas y mutiladas o deformes posando; y las llamadas “death”, en las que aparecen autopsias o muertos. Estas dos ultimas “vertientes” son sacadas de circulos medicos. A este respecto, lo mas parecido en España, que desató la polemica en 1983, fué el film del valenciano Angel García del Val.

.

Grabado en 16 milimetros. Vista por 5,430 espectadores en el circulo comercial, la pelicula muestra trabajando al conservador de cadaveres de la Facultad de medicina de Valencia, Juan Manuel Espada, mientras explica aspectos de su vida cotidiana e intima, amenizado con musica del bolero de ravel. Pese considerarse una obra interesante, fue clasificada como “SSS” y cayó en el olvido.Volviendo al Snuff, incluso han aparecido ya cortos Españoles parodiando el tema, como en titulado “Snuff Movie” de los jovenes directores afincados en Vizcaya Javier Reguillon e Ignacio Vigalondo. Para ellos “el tema Snuff ha cobrado mas protagonismo del que se merece -nos comentan-… y la credulidad por parte de la gente, aunque ha decaido, continua”.

.

Para Reguilon, la hipocresia es visible “Es curioso que en un festival donde se mostro la pelicula y no se comunicó que era una parodia, se invitó a salir a los que no quisieran verla… Solo se fueron dos, y un miembro del jurado que se quedo, se tapó lo ojos hasta que el protagoinista solto la primera chorrada…”.La filmografía italiana, a parte de Mondos y giallis, continuó con la polemica, como la vana especulacion de que las imagenes de unas mujeres siendo violadas y asesinadas, de la pelicula de Joe D’amato “Emmanuelle en America”(1977) y editada tambien en España en 1978, eran reales. Lo mas reciente, que ha provocado la queja del mundo del comic de terror, ha sido la confiscacion en Italia de la revista “Psychopatia Sexualis”, ya editada en Agentina y España. La revista ha sido absuelta de los cargos de pedofilia e Induccion al homicidio y al suicidio, por parodiar y exagerar estos temas, y han cambiado la acusacion a “delito de obscenidad”, hipocresia que es juzgada por muchos mientras ven las obras del marques de sade en las librerias.

.

Hace unos dias, hablabamos con Miguel Angel Martin, autor del Psychopatia y quien acaba de sacar su ultimo libro “Snuff 2.000″. Dibujante de culto en revistas nacionales y extranjeras, a Martin el tema Italiano le parece una “metedura de pata” por parte del juez: “De la misma manera que el autor de Superman no vuela, yo no soy un asesino ni un pedofilo. Puedo dibujar temas… pero no puedo estar involucrado en ellos necesariamente.”En los comics de Martin, personaje inverso a la brutalidad de sus trabajos y donde usa “una supuesta existencia de algo”, los niños usados en Snuff’s son tema comun y añade “por el tipo de cosas que hago, se mete la gente a preguntarme este tipo de cosas… Bueno, tengo imaginación, la desarrollo.. estoy dibujando historietas, como podía haber hecho películas que han hecho otros… Y, pues algunas personas, me dicen que ellos han visto una película Snuff… entonces les digo que no me lo creo… “no créetelo”, vale, no me lo creo… trae la pelicula aquí, la llevamos luego a la policia… a ver si realmente lo es o no, y ya realmente de una vez por todas se acaba el misterio de si hay o no hay películas Snuff.”.

 

Pero, ¿que hay del trafico internacional y de las redes de sex-shops para exhibir estas películas?. Martin apunta: ” En circulos cerrados puede ser. En sex-shops te digo que no… una pelicula de esas ahì no la meten ni de coña…ni si quiera una de pedofilia ni de niños” y continua “por el tipo de material que estamos hablando a mi no me pega que sea para una red…pero bueno, estamos suponiendo que existen, y yo insisto en que creo que no…no creo que una persona que haga eso vaya a ser tan tonta como para poder arriesgarse a exhibirlo…”.

Es de lógica pensar que pueden haberse realizado Snuffs… pero no querer enfrentarse a la realidad, hace a la sociedad hundirse y engrandecer sus leyendas.

 

Fuente: EL OJO CRITICO

Anuncios