¡Recicla! ¡Trabaja gratis en la mina!

 

Algunos de nosotros aún recordamos aquellos tiempos en los que llevábamos las botellas de cristal vacías a la tienda para rellenarlas o para que nos las cambiaran por unas monedas.
Aunque parezca increíble, le pagaban a uno el vidrio.

Pero en estos tiempos que corren tan modernos las cosas han cambiado mucho…
Veamos lo que nos dicen las instituciones:

Le vendemos la moto y luego nos la tiene que devolver, así nos ahorramos la minería. Si no lo hace es usted un miserable insolidario y un destructor de planetas. ¡Guarro!

El proceso de extracción de materias primas es costoso. Muchas veces incluye guerras humanitarias para que los nativos cedan voluntariamente sus recursos, pobrecillos, que no tienen cultura y no saben lo que les conviene.

El refinado y el transporte también es muy oneroso, y los esclavos son cada vez de peor calidad.
Pero, ¡oh maravilla!, “si los honrados esclavos ciudadanos nos proporcionan voluntariamente las materias primas en cómodas piezas ahorramos en minería, que cada vez está más complicada. Y el almacenaje y transporte podemos incluirlo en la lista de obligaciones de los ciudadanos, aparato del Estado mediante”.

Si amplía usted la foto verá una leyenda que reza: “Los aparatos eléctricos y electrónicos de hasta 25 cm. pueden depositarse gratuitamente en cualquier establecimiento de venta de electrodomésticos con superficie mayor a 400 m2”.

No hemos leído la ley, pero ponemos la mano del vecino en el fuego a que el responsable del adecuado transporte del “residuo” hasta la planta de procesado es el comerciante o alguna empresa dependiente del ayuntamiento. Y seguro será obligatorio tener un recipiente de minería (queremos decir reciclaje) en el punto de venta.
Al final, de una u otra forma, usted ciudadano de a pie pagará por trabajar de minero a cielo abierto.

Se crean empresas especializadas de recogida y alguien tendrá que pagarlas. Como las del aceite usado para fabricar gas-oil, por ejemplo.

Si rastrean pacientemente esas empresas creadas para esta nueva necesidad, toparán indefectiblemente con el cacique de su pueblo y sus allegados, llámese alcalde, concejal, terrateniente, marqués del ajopringue o similar.
En unos años, apostamos, será obligatorio “reciclar” y determinado tipo de basura será considerada “residuo peligroso”.

Haciéndole sentir culpable intentan doblegar su voluntad.
Le dicen que es usted responsable de producir la basura que le venden y de destruir el planeta, cuando en realidad usted posee materia prima que deberían pagarle si quieren disponer de ella.
Le dicen que es usted un ecocida cuando el impacto del individuo en el ecosistema es despreciable en comparación con el impacto de las empresas.
Le hacen sentir culpable y le dicen que ponga una botellita en la cisterna de su water para “salvar el planeta” mientras cualquier fabricante derrocha más agua en un segundo de la que usted usará en toda su vida.
Retorcidos miserables.

¿El 93% de mis viejos cacharros les es útil?. Interesante… Díganme su oferta y ya si eso me lo pienso.

En Maldita Propaganda decimos… ¿quiere usted nuestra basura?. ¿La que nos ha vendido previamente?. Pues va a tener que pagárnosla.

Si quiere usted mi cristal, mi plástico, mi cartón, mis metales… va a venir a por ellos o tendrá que buscarlos usted mismo en el vertedero, y de paso lo despeja un poco que buena falta le hace. Previo pago, por supuesto.

Y gracias pero ya tenemos servicio de recogida de basuras. No pase usted por el ayuntamiento a que le subvencionen el transporte y la selección, que no nos hace falta muchas gracias.

Usar las armas del enemigo en su contra, si es realizable, es obligatorio.

Fuente: MALDITA PROPAGANDA

Anuncios