“Nos vemos en la calle, Kichi”

 

Fuente vídeo: CADIZ DIRECTO


‘Kichi’, abroncado por sus promesas incumplidas en vivienda y empleo

Un matrimonio revienta el pleno para reprocharle al alcalde de Cádiz sus promesas incumplidas en materia de ayudas

Juan Antonio Albiol Ramírez y Tamara Escarcena Cabello protagonizaron este miércoles en el pleno del Ayuntamiento de Cádiz una escena que recordó a las vividas en el pasado mandato por otros gaditanos que exigían soluciones a las dos lacras que asolan la ciudad: empleo y vivienda. Lo único que cambiaba era el destinatario de la protesta. Ya no está al frente de la alcaldía Teófila Martínez, del PP, sino José María González ‘Kichi’, de Podemos, que desde que tomó posesión del cargo, en junio de 2015, se ha dado de bruces con una realidad que le ha hecho cambiar radicalmente su antiguo discurso y sus métodos antisistema.

«Lo que no vais a conseguir nunca en la vida es que cometa un delito», le espetó ‘Kichi’ a la pareja que irrumpió en el pleno para exigirle que cumpla todo lo que prometió antes de las elecciones: empleo y vivienda para los gaditanos, que no hubiera desahucios y que a nadie se le cortara la luz. Y ninguna de estas cosas -reprochan al alcalde- las está cumpliendo.

La pareja que obligó a parar el pleno tiene dos niños, uno de cuatro y otro de un año y medio. No les va nada bien con una zapatería que montaron con el dinero del paro. Deben el alquiler. Hace una semana, la empresa que suministra electricidad a toda la ciudad, Eléctrica de Cádiz, que pertenece al Ayuntamiento, les cortó el suministro durante 24 horas «sin previo aviso, sin carta, sin notificación ni nada», denuncian.

Han estado demandando ayuda a través de los servicios sociales y solicitando reuniones con José María González. «Lo paré por la calle, y allí mismo llamó a la concejal de Servicios Sociales para hablar de nuestro caso. Como a los pocos días salimos en la prensa, nunca más supimos de la cita, y ya va para tres semanas», sostiene Juan Antonio.

Él y su mujer no aguantaron más y decidieron plantarse en el pleno para reprocharle al alcalde su actitud. Su acción dio lugar a una bronca durante la cual recordaron a ‘Kichi’ irrupciones similares de otra ciudadana durante los plenos que presidía Teófila Martínez.

«A Michinina le disteis trabajo pronto porque le partía los plenos a Teófila», gritaban. El alcalde y otra edil negaban: «Eso no es verdad, lo tendrás que demostrar, hijo», replicó ‘Kichi’. El hombre se refería a Inmaculada Michinina, quien acabó integrándose en el Círculo de Podemos de la capital. Muchos de sus miembros, que formaron parte de la candidatura de ‘Por Cádiz sí se puede’ y alguno de los cuales hoy son ediles, integraron sonadas protestas al anterior equipo de gobierno en el mismo salón de plenos.

«Antes de ser alcalde saliste en muchos vídeos donde decías que en Cádiz había muchas casas de protección oficial vacías. ¿Dónde están esas casas?», reprochó Juan Antonio al alcalde. «Me prometiste que me escucharías, que te podría llamar cuando quisiera. Mucho prometer y ahora no nos dejas a hablar. Y luego te vas a protestar por los sirios. Ayuda a los gaditanos», insistía.

La protesta continuaba sin que el pleno pudiera desarrollarse y el alcalde intentó mediar hablando con la mujer de Juan Antonio. Fue en vano. Ante la persistencia de las quejas de los dos vecinos, el alcalde amenazó con desalojarlos del pleno. «Estamos intentando buscar soluciones. Lo que no vais a conseguir en la vida es que cometa un delito», les advirtió.

Como quiera que la pareja no desistía de sus acción, ‘Kichi’ volvió a amenazarles con el desalojo:«Ahora mismo está reunida aquí la soberanía del pueblo de Cádiz y nadie puede interrumpirlo, nadie», afirmó desde su sillón de alcaldía.

Ya fuera del pleno, Juan Antonio recordaba que Teófila Martínez «al menos» se reunió con ellos cuando le expusieron los problemas que ya sufrían. El Ayuntamiento llegó entonces a abonarles el 90 por ciento de los seis meses de alquiler que debían y les ayudó a adquirir electrodomésticos para la casa.

«Con Kichi, en estos meses, el Ayuntamiento nos ha dado una ayuda para material escolar de uno de mis hijos. Nada más», sostiene Juan Antonio.

Aunque más sonada, la protesta vivida ayer en el pleno no difiere mucho de las que se vienen produciendo en la capital gaditana en demanda de soluciones al alcalde. En la puerta del Ayuntamiento se apostó hace unos días otra pareja recogiendo firmas, ya que los desahucian a finales de abril de una vivienda municipal, que alquilaron, sin saber que no se podía, a la adjudicataria. «Antes de las elecciones municipales vino a la casa una de Podemos; ahora el alcalde ni nos mira», afirman.

También ha protestado en la puerta del Ayuntamiento el Movimiento de Lucha contra el Desempleo y la Exclusión Social de Cádiz, que también se manifestaba contra el gobierno del PP. Cuatro de estos desempleados se han encerrado en un edificio municipal que se encuentra frente al consistorio como medida de protesta y en demanda de soluciones.

Fuente: ELMUNDO

Anuncios