Chaves y Griñán comparecen ante el juez en Sevilla por el ‘caso ERE’

Manuel Chaves llega al juzgado rodeado de un gran despliegue policial y entre insultos

 

manuel chaves - juzgados

El expresidente andaluz Manuel Chaves accede a los juzgados sevillanos. PACO PUENTES

 

Los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chavesy José Antonio Griñán comparecen la mañana de este miércoles como investigados ante el juez Álvaro Martín, instructor de la rama política del caso de los ERE, en el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla.

Chaves ha llegado a los juzgados a las 9.45 en coche rodeado de un gran despliegue policial mientras varias decenas de personas le ha increpado con gritos de “no hay pan para tanto chorizo” y “PSOE y PP, la misma mierda es”. El expresidente ha accedido al edificio y a las 10.00 ha entrado en una sala habilitada para acoger a unos 20 abogados.

Tanto Chaves como Griñán declararon ya ante el Tribunal Supremo el pasado abril, cuando este instruía la investigación dada la condición de aforado. Chaves y Griñán entregaron entonces sus actas de diputado y senador, y el caso regresó desde Madrid a Sevilla. Junto a los expresidentes este miércoles comparece, además, el exconsejero de Empleo y exdiputado José Antonio Viera.

Chaves comparece a las 10.00; Griñán, a las 11.00; y Viera, a las 12.00. Eso sí, está por ver que alguno de los tres declare ante el magistrado, después de sus testimonios ante el Supremo. En concreto, Griñán presentó un escrito para evitar acaparar de nuevo la atención mediática esta mañana tras su paso atrás de la política. “A lo único que conduciría su nueva citación es a un nuevo perjuicio injusto e innecesario como es el del famoso paseíllo en una causa penal deliberadamente mediatizada y contaminada para obtener una repercusión pública que ha producido ya un daño enorme a mi representado”, esgrimió la defensa del expresidente para intentar evitar la declaración pedida por la Fiscalía Anticorrupción, un escrito que el juez finalmente ignoró.

El magistrado, que instruye las primeras seis piezas tras la división del caso, debe aún decidir si la imputación de los expresidentes y los otros 48 investigados en esta rama avanza por prevaricación y malversación o solo por el primero de estos delitos. 

Esta investigación de los ERE analiza si la cúpula de la Junta andaluza diseñó un plan para desviar fondos públicos mediante un sistema ilegal a través de las transferencias de financiación. La juez Mercedes Alaya acusó a los máximos dirigentes del Ejecutivo autonómico de malversación y prevaricación. Sin embargo, el Supremo rebajó la acusación y solo consideró que podrían haber cometido una prevaricación por su gestión del fondo de los ERE, que contó con 855 millones entre 2001 y 2010. Curiosamente, Alaya dará una conferencia en Sevilla, su segunda intervención pública desde que abandonó el juzgado de los ERE.

Fuente: EL PAIS

Anuncios