EL NEGOCIO DE LA SEGURIDAD ¿VIGILADO?

 

 

La sensación de sentirnos seguros nos ha llevado a aceptar inventos casi de fantasía.

Cámaras remotas, video vigilancia, todo queda registrado.

A lo que se aspira es a llegar a detectar hasta el estado de ánimo de una persona gracias al uso de cámaras inteligentes.

La idea es evitar desmanes sociales. Agresiones en plena calle, en estadios, y la seguridad de aeropuertos.

Nuevas cámaras, nuevos materiales, radiaciones en terahertz, lásers ultrapotentes.

Lo que la tecnología promete en materia de seguridad.

 

 

Fuente: EDUARDO GARCIA

Anuncios