Quién es Bernard Law, el cardenal señalado en la película “Spotlight”

Curas pederastas

Según la investigación periodística que cuenta el film, el arzobispo de Boston fue central en el ocultamiento sistemático de abusos sexuales a menores. Mirá qué fue de su vida.

 

 

bernard-boston-maria-victor-sokolowicz_claima20160229_0199_28

El cardenal Bernard Law – acusado de haber protegido curas pedófilos cuando era arzobispo de Boston entre 1984 y 2002-, imparte una bendición en la basílica de Santa María la Mayor de la que fue archiprete hasta cumplir los 80 años en el 2011./ Víctor Sokolowicz

 

“Spotlight” triunfó este domingo como la Mejor película de los Óscar con la historia que rememora la investigación del diario The Boston Globe para destapar los casos de pedofilia en la Iglesia católica. La película arroja luz sobre el cardenal Bernard Law, arzobipso de Boston entre 1984 y 2002, quien escondió de forma sistemática los abusos sexuales cometidos por casi un centenar de curas.

La investigación del Boston Globe descubrió que la cúpula eclesiástica de la ciudad, y en particular el cardenal Law, escondió los abusos.

Mirá también: El mensaje del productor de En primera plana al Papa

La investigación encontró todo tipo de trabas, principalmente la de un grupo de abogados que se negó a colaborar por haber encubierto los crímenes.

Cuando todo estaba listo para publicar la noticia bomba en portada, los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 obligaron a aplazarlo todo.

Mirá también: Una película reaviva el debate sobre los curas pedófilos en EE.UU.

La investigación salió finalmente a la luz a principios de 2002, provocando un escándalo mediático, social y político que ayudó a revelar otros crímenes sexuales cometidos por el clero en otras partes del mundo, como en Irlanda.

“La Iglesia permitió los abusos de un cura durante años”, fue el título demoledor.

El cardenal Law, al que The Globe calificó como “una figura central” en el escándalo, acabó presentando su renuncia. ¿Pero qué fue de él?

Según BBC Mundo, la carrera eclesiástica de Law no se terminó entonces, a pesar de la presión que sufrió el que había sido el prelado católico más influyente de Estados Unidos.

La dimisión fue aceptada por el entonces Papa Juan Pablo II, quien lo había nombrado cardenal de Santa Susana en 1985, y Law emprendió camino hacia la ciudad en la sigue hoy en día.

“Vive en Roma”, le confirmó a BBC Mundo la oficina de prensa del Vaticano.

En efecto, tras el escándalo, el cardenal fue nombrado en mayo de 2004 arcipreste de la Iglesia de Santa Maria Maggiore, una de las cuatro basílicas más simbólicas de Roma, construida entre los años 432 y 440.

Y en abril de 2005, celebró una misa en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

El cargo en Santa Maria Maggiore no es particularmente importante dentro de la jerarquía católica, es más bien honorífico.

Pero Law no solo mantuvo su influencia sino que, lejos de esconderse, se dejaba ver con frecuencia en actos eclesiásticos o diplomáticos.

“No perdió su influencia. Fue miembro de más congregaciones que cualquier otro obispo”, le dijo al diario The Guardian Robert Mickens, periodista en el Vaticano durante años y editor de la revista Global Pulse, en 2015.

El papa Benedicto XVI saluda a cardenal Bernard Law, en el Vaticano, en 2013. / AFP

 

En Roma, Law se volvió más influyente incluso de lo que había sido en Boston, según explicó en un largo artículo en septiembre del año pasado David Boeri, periodista de la radio pública estadounidense (NPR) en Boston.

Law mantuvo su puesto en el Colegio Cardenalicio y en la Congregación para los Obispos.

Francisco saluda al Papa emérito, en segundo plano detrás de Benedicto está el cardenal Bernard Law de Boston.  (Reuters)

 

“Lo que la gente no entendió entonces es que como arcipreste no tenía ningún poder, pero el cargo en la Congregación de los Obispos era enormemente importante”, le dijo a BBC Mundo John Allen, analista de cuestiones vaticanas y reportero de The Boston Globe desde 2014.

Desde ahí pudo influir en el nombramiento de los obispos estadounidenses a lo largo de los años.

Law nunca fue acusado de nada ni invitado a declarar por los casos de pederastia.

Fuente: CLARIN

Anuncios