La temperatura del hemisferio norte alcanza un récord sin precedentes en la historia

Desde el pasado jueves, las temperaturas medias en el hemisferio norte han alcanzado 2 grados centígrados por encima de la marca “normal” por primera vez en la historia, y probablemente sea la primera vez desde que la civilización humana existe. Ese punto ha sido durante mucho tiempo considerado como el punto a partir del cual el cambio climático puede comenzar a ser peligroso para la humanidad. Los cambios están llegado mucho más rápido de lo previsto.


Mientras que los datos oficiales serán publicados a mediados de marzo para anunciar un récord de temperaturas cálidas a nivel mundial, los datos registrados en febrero indican que se ha establecido un nuevo récord histórico en la temperatura global.

Teniendo en cuenta que existen registros desde los albores de la era industrial, hemos llegado a alcanzar 0,4 grados más en tan sólo los últimos cinco meses. Incluso teniendo en cuenta el margen de error asociado a estos datos preliminares, esto significa que febrero superó fácilmente el récord establecido el mes pasado como el mes más cálido jamás registrado de forma anómala.

También significa que en muchas partes del planeta no ha existido el invierno. Hay partes del Ártico con más de 16 grados centígrados (29 grados Fahrenheit) para el mes de febrero, que serian los niveles típicos de junio. En los Estados Unidos, el invierno marcó un récord de calor en todas las ciudades de costa a costa. En Europa y Asia, decenas de países han roto sus registros de todos los tiempos en temperaturas para febrero. En los trópicos, el récord de calor está prolongando la mayor duración de blanqueamiento de coral visto nunca.

El archipiélago de Svalbard de Noruega, asentamiento permanente más septentrional, ha registrado 10 grados centígrados (18 grados Fahrenheit) por encima de lo normal en este invierno, con el aumento de las temperaturas por encima del punto de congelación en casi una veintena de días transcurridos desde el 1 de diciembre Ese tipo de clima extremadamente inusual ha provocado una récord de baja máxima en el hielo marino del Ártico , especialmente en la zona del mar de Barents al norte de Europa.

Los datos de febrero son tan alarmantes, que incluso prominentes escépticos del cambio climático ya han asumido el nuevo registro. Por supuesto, todo esto ocurre en el contexto de un récord histórico de El Niño, que tiende a aumentar la temperatura global hasta seis u ocho meses más allá del invierno, principalmente porque se necesita ese tiempo para que el exceso de calor que se filtre por todo el planeta desde el Océano Pacífico tropical.

Pero El Niño no es el único responsable de los números alarmantes que estamos viendo. La influencia de El Niño en el Ártico todavía no es segura, y es probable que sea pequeña. De hecho, la influencia de El Niño en la temperatura global en su conjunto es probablemente pequeña, del orden de 0,1 grados centígrados o menos.

Así que lo que realmente está sucediendo ahora es la liberación de casi dos décadas de energía acumulada por el calentamiento global que ha sido almacenado en los océanos desde el último fenómeno El Niño importante, en 1998.

Peter Gleick, científico del clima en el Pacific Institute en Oakland de California, dijo que es difícil comparar el pico de temperatura actual: “Las viejas suposiciones acerca de lo que era normal han desaparecido. La antigua normalidad se ha ido”.

Fuente: SELECTA NEWS

Orígen: SLATE.COM

Anuncios