Villalobos rectifica temporalmente sobre el cobro de la multa de la zona azul «porque se ha destapado el pastel antes de tiempo»

 

zona-azul-750x478

Aunque solamente de manera temporal, los usuarios de la zona azul vuelven a contar de nuevo con 24 horas para abonar los 3,50 euros que anula la denuncia que se impone al estacionar sin el correspondiente tique o al dejar aparcado el vehículo más tiempo del establecido. Así ha reaccionado el Ayuntamiento, encabezado por José María Villalobos (PSOE), a la información desvelada este jueves por Utrera Digital, en la que se ponía de manifiesto que ahora solamente se contaba con una hora para afrontar ese pago, tras la que se establecía una sanción de 90 euros.

La rectificación que se ha conocido ahora llega como consecuencia «de que se haya destapado el pastel antes de lo que el gobierno local (PSOE-IU) pensaba». Lo ha dicho la portavoz del PA, Carmela López, tras anunciarse esta marcha atrás temporal.

Sin embargo, la decisión de volver a la situación que existía hasta hace unos días no ha sido dada a conocer por ningún miembro del equipo de gobierno, ni por el edil de Seguridad Ciudadana, ni siquiera por el propio alcalde. La persona designada por el gobierno para dar la cara ante el aluvión de críticas que se han registrado ha sido Juan de Lara Amores, un empleado municipal que, a finales del pasado año, fue nombrado responsable del contrato de la zona azul, por parte del Ayuntamiento.

En declaraciones a COPE Utrera (98.1 FM), ha reconocido que la implantación de una hora para abonar las sanciones sí estaba prevista, aunque no todavía su puesta en marcha. En este sentido, achaca lo ocurrido a «una confusión por parte de la empresa Dornier, cuando se le comunicó que se iba a establecer este nuevo plazo». Según el empleado municipal, dentro de «un mes o mes y medio» se activará ese nuevo período de tiempo de una hora, previo a lo cual «se publicará una nota informativa por el Ayuntamiento».

Mientras eso ocurre, De Lara Amores ha anunciado que los parquímetros vuelven a marcar el plazo de 24 horas para poder abonar las denuncias que redactan los controladores. En cualquier caso, ha afirmado que la empresa adjudicataria «ha sido benévola» con los ciudadanos durante los días en los que ha estado funcionando la nueva medida, hasta que Utrera Digital ha destapado el caso. Asimismo, considera que «el Ayuntamiento no ve esta medida con afán recaudatorio, sino que viene recogido en las ordenanzas».

Una visión distinta tiene la portavoz del PA, que considera que sí tiene afán recaudatorio. Asimismo, ha acusado a Villalobos de «no dar la cara» y hacer que sea un empleado municipal quien tenga que salir públicamente a hablar de lo ocurrido. Carmela López ha afirmado que la decisión estaba ya tomada y comunicada a la empresa, «pero no a través de papeles, para no dejar nada por escrito. Todo estaba trazado, pero se les ha destapado el pastel antes de lo que ellos querían».

La líder andalucista sitúa el trasfondo de esta medida en la decisión que adoptó el nuevo gobierno local hace algunas fechas de entregar toda la recaudación de los tributos municipales y de las multas al Opaef, perteneciente a la Diputación de Sevilla, «que es quien paga el sueldo al alcalde de Utrera. Es evidente que Villalobos lo que está haciendo de una manera velada es recaudar mucho más dinero de lo que se podía llegar a percibir por las 115 plazas eliminadas recientemente por el gobierno, ya que esa recaudación iría para la empresa a través de los parquímetros, mientras que las multas van a parar íntegramente a las arcas municipales y al Opaef».

Villalobos critica a Utrera Digital por la información publicada

Por otro lado, como en ocasiones anteriores, la única defensa del alcalde de Utrera vuelve a ser el ataque a los medios de comunicación. Es lo que ha hecho contra el periódico Utrera Digital, al que ha acusado de «desinformar y mentir». Pese a ser muy prolífico en las redes sociales, anunciando cualquier tipo de cuestión por muy banal que sea, José María Villalobos no ha hecho ninguna referencia a la información destapada por este medio, ni siquiera para pedir perdón a los ciudadanos por lo que se ha venido haciendo estos días sin aviso previo. Eso sí, a la pregunta planteada en su Facebook por parte de un ciudadano, el regidor utrerano ha escrito: «Son informaciones con muy mala intención. Mientras algunos nos dedicamos a construir una mejor Utrera otros se dedican a desinformar y mentir a los ciudadanos. Ni caso». Así, a pesar de tratarse de datos contrastados e incluso haber ofrecido este medio de comunicación una fotografía en la que queda de manifiesto lo que estaba ocurriendo, Villalobos elude reconocer que la noticia publicada era completamente cierta.

De esta forma, una vez más el alcalde no acepta de buen grado las informaciones que a él no le resultan cómodas. Es lo mismo que ocurrió hace pocas fechas con el quiosco del santuario de Consolación, cuando se dedicó a criticar al historiador Julio Mayo por haber denunciado la instalación ilegal de dicho elemento –incluso después de que la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía le diera la razón-, así como a los medios de comunicación por haber publicado las noticias correspondientes.

Fuente: UTRERADIGITAL

Anuncios