Así te manipulan los centros comerciales y supermercados

A estas alturas todo el mundo sabe, o intuye, que los supermercados, centros comerciales y cadenas de tiendas emplean todo tipo de técnicas de mercadotecnia (la mayoría subliminales) dirigidas a despertar, controlar, encaminar y explotar las más elementales apetencias consumistas en todos nosotros, con el fin de hacernos desembolsar la mayor cantidad de dinero posible mientras nos encontramos en el interior de estos establecimientos.

Este fenómeno, tan trabajado e incluso sobre-estudiado, en este mundo de capitalismo salvaje, lo hemos oído todos en alguna que otra ocasión. Es posible que incluso de los que lean este artículo hayan visto alguno de esos documentales o vídeos el Youtube en los que se explican (analizadas siempre desde fuera de estas corporaciones) este tipo de técnicas publicitarias, comerciales, subliminales de mercadotecnia, empleadas por las grandes superficies y las cadenas comerciales con el fin de “guiar” al consumidor (porque eso somos las personas en un mundo capitalizado “consumidores”) para forzarnos a gastar sin mesura.

Pero hoy queríamos ir un paso más allá en Periodismo-Alternativo y hacer público un documento esclarecedor, que habla por sí mismo y que a diferencia de la mayoría de investigaciones al respecto, constituye una PRUEBA INTERNA, es decir, un documento interno de una de estas cadenas de supermercados españoles (fechado a finales de 2015) y que demuestra hasta qué punto y con qué grado de meticulosidad estas compañías tienen todo, PERO ABSOLUTAMENTE TODO, estuAlquimistadiado en profundidad para incidir sobre el consumidor con el fin de insertar en su mente un único y claro mensaje: “COMPRA MÁS”, “GASTA MÁS”…

Y no piense el lector que vamos a hacer un nuevo sofrito de imágenes publicitarias o carteles en los que se juega con colores, formas y palabras. Ya hay mucho de eso en la Red.

Lo que vamos a analizar a fondo en este artículo es un documento interno con instrucciones precisas y directas a los reponedores de una determinada cadena de supermercados (SUPER SOL) y que los empleados deben seguir taxativamente para la colocación exacta y precisa de CADA PRODUCTO en la posición exacta (y no en otra), presentando imágenes de cada producto y marca, atendiendo a la dirección que sigue la mirada del consumidor cuando accede a esa “calle” concreta del supermercado, especificándose los centímetros y las medidas que debe tener cada estantería para la exacta colocación y posicionamiento de cada caja, producto y bienes a la venta; Qué productos deben estar posicionados más altos; Cuáles han de estar más abajo; Cuánto debe medir, con precisión, la unión de esas estanterías que están contiguas… En definitiva TODO, absolutamente TODO, especificado, estructurado y llevado a la práctica con una precisión milimétrica.

Y todo está en ese documento.

Como podrá comprobar el lector de este artículo, todo lo anterior detallado al máximo SÓLO para una determinada familia de artículos. De modo que imagínese hasta qué grado de refinamiento y complejidad se puede llegar hoy en día en un centro comercial o en una gran superficie, con todo lo que se expone, se publicita y se vende.

Estas mismas técnicas, desarrolladas hasta la perfección, para cada bien, cosa, artículo o producto a la venta.

Este documento que hacemos público a continuación fue fotografiado este mismo mes de Febrero (2016) en una de las estanterías que estaban siendo “acondicionadas” y preparadas para el “”consumidor”. Fue dejado allí unos instantes por el trabajador que seguía estas instrucciones y se aprovechó la ocasión para fotografiarlo y poder publicarlo con su correspondiente análisis en el día de hoy.

Con el fin de garantizar la seguridad del trabajador que descuidó este documento interno, a quien no queremos perjudicar en modo alguno, NO desvelaremos de qué supermercado concreto se trata ni en qué localidad está afincado este establecimiento de la cadena antes mencionada.

Expuesto lo anterior, veamos el documento y analicémoslo pormenorizadamente.

ScreenShot037Documento fotografiado en cadena de supermercados con indicaciones sobre colocación de productos en base a técnicas de mercadotecnia subliminales.

ScreenShot038Margen inferior izquierdo del documento. Obsérvese que se especifica la frase “SENTIDO DEL TRÁFICO DEL CLIENTE”, lo que implica que el orden y colocación de cada producto viene determinado por el sentido en que el consumidor se adentrará en esa “calle” concreta del supermercado. ¿Cómo saben que los clientes (que supuestamente pueden eligen libremente por dónde caminar cuando hacen sus compras) van a acceder exactamente por esa calle en esa dirección y no en otra?

Obsérvese también que se especifican los centímetros exactos de separación que debe haber entre las baldas que separan las estanterías.

ScreenShot039Detalle de las medidas concretas y exactas que deben tener las estanterías o “muebles” de exposición de los productos. Todo perfectamente calculado para que, con independencia de las medidas y tamaños de cada marca, TODOS queden perfectamente cuadrados y quepan EXACTAMENTE el mismo número de productos expuestos de manera simétrica hacia el consumidor.

ScreenShot040Detalle del margen superior derecho del documento. Obsérvese la fecha. Son técnicas e instrucciones que se están aplicando hoy en día en cualquier supermercado, comercio o grandes almacenes.

ScreenShot041

Obsérvese igualmente que la colocación de los productos, por “familias”, también están perfectamente estudiados. En la parte superior, la mayoría de los productos, son los enfocados al grupo de consumidores formado por “mujeres”. Se trata de productos dietéticos, “light” o más encaminados a “cuidar la línea”.

En el segmento intermedio, vemos que se posicionan los productos de esa misma categoría, pero que más pueden gustar al género masculino. Aquí, al parecer, ya no importa que estos productos tengan relación alguna con la línea.

En la franja inferior, los productos enfocados al público integrado por niños.

Todo perfectamente estudiado…

Con un documento gráfico REAL y ACTUAL como éste, no creemos necesario añadir nada más. Consideramos que los lectores sabrán extraer todas las conclusiones por sí mismos.

A partir de ahora, cuando entre usted en un supermercado, centro comercial o grandes almacenes (de cualquier cadena o corporación) YA SABE QUE TODO LO QUE LE RODEE, TODO CUANTO VEA, TODO LO QUE ESCUCHE (música ambiental), E INCLUSO TODO LO QUE HUELA, HA SIDO COLOCADO PRECISA Y MINUCIOSAMENTE AHÍ PARA USTED “CONSUMIDOR/A” CON UN ÚNICO FIN:

INSERTAR EN SU MENTE UN CLARO Y SUBLIMINAL MENSAJE:

“GASTE”, “COMPRE”, “MÁS”, “Y MÁS”, “Y MÁS”…

Usted ya lo sabía. Pero ahora ya conoce cómo lo hacen y con cuanta precisión y minuciosidad llevan a cabo esta operación contra su economía, por no decir contra su DIGNIDAD.

 

 

Fuente: PERIODISMO ALTERNATIVO

Anuncios