Julio Mayo acusa al alcalde de estar «mal asesorado» con respecto a Consolación

quiosco-santuario-consolacion-2-750x478

 

Uno de los aspectos que más llamó la atención en torno a la polémica que ha rodeado la instalación del quiosco de cristal y aluminio en el santuario de Consolación fueron las declaraciones que hizo el alcalde, José María Villalobos (PSOE), quien cargó con dureza contra el historiador Julio Mayo, que fue la persona que alertó sobre dicha instalación.

El regidor utrerano defendió la ubicación del quiosco, y llegó a decir que este asunto «se había salido de madre» y que «no se había cometido ningún atentado contra el patrimonio». Además, centró sus mayores críticas contra el historiador, del que dijo que tenía «afán de notoriedad», que se había «pasado de frenada» y que había «intereses de protagonismo en que se haya generado esta polémica, y lo digo así de claro. Me parece bien que haya alguien que no esté de acuerdo y quiera presentar una denuncia, porque está en su derecho, pero no había necesidad de irse a los periódicos y de crear esa polémica. Se ha creado una alarma que no es necesaria ni beneficiosa».

Pocas semanas después de las declaraciones de Villalobos, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha dado la razón a Julio Mayo y ha ordenado desmontar el quiosco situado en el atrio del santuario de Consolación. Mayo, que ha mostrado su satisfacción ante esta decisión, ha acusado a Villalobos de estar «mal asesorado» en torno a dicho asunto.

Según ha expresado el historiador, en declaraciones a COPE Utrera, «al alcalde lo han debido calentar o asesorar mal antes de hacer esas declaraciones, porque no es una cuestión de que a mí me guste o no que se instale el quiosco, sino que la normativa del propio Ayuntamiento lo deja bien claro, e incluso lo señala la resolución de Patrimonio». Además, ha afirmado que «no es alarmismo poner de manifiesto lo se ha hecho; lo alarmante es que se haya realizado esa intervención». Por otro lado, ha puesto de manifiesto que «si este tema no se hubiera llevado a los medios de comunicación, no se habría actuado».

El historiador ha afirmado que «yo tenía amistad con José María Villalobos antes de este asunto», aunque se ha puesto a disposición del alcalde «para lo que necesite».

Mayo ha explicado que presentó un escrito ante el Ayuntamiento, el Arzobispado y la Junta de Andalucía. «De estas dos últimas instituciones he recibido respuesta, pero del Consistorio aún estoy esperando que me conteste», ha expresado, al tiempo que ha agradecido «el apoyo recibido por parte de mucha gente, especialmente muy del entorno de Consolación». En palabras del historiador, «estoy satisfecho porque en el edificio más importante de Utrera no se permitan este tipo de actuaciones. La resolución dice que el elemento instalado, además de estar al margen de la ley, no ayuda al entendimiento del monumento».

La colocación del quiosco en el atrio del templo va a suponer, además, una sanción económica, ya que la resolución de la Comisión Provincial de Patrimonio ordena iniciar expediente sancionador a la Archidiócesis de Sevilla, como titular catastral de la finca; y a Joaquín Reina, como rector del santuario. Al conocerse este extremo, Julio Mayo ha asegurado que «nunca pensé que esa actuación acarrearía una multa. No era mi intención, y no es de mi agrado ni de mi deseo que eso ocurra. Mi intención no era que se sancionara, sino que el protegiera el edificio».

 

 

Fuente: UTRERADIGITAL

Anuncios