Asfaltar el tramo pendiente del camino de Utrera a Los Molares es ilegal, pese a la promesa del alcalde

camino-utrera-los-molares-parcheo-750x478

 

 

El camino que conecta la localidad utrerana con Los Molares está ya asfaltado al completo, salvo un tramo de unos 750 metros situado junto al casco urbano de Utrera. Se encuentra en ese estado porque, con la normativa vigente, sería ilegal asfaltarlo, pese a la promesa que realizó el alcalde, José María Villalobos (PSOE), durante la pasada campaña electoral.

La mejora de este camino se ha convertido en una reivindicación casi continua por parte de muchas personas que lo utilizan a diario. Por ello son muchos los internautas que han reclamado a Villalobos, a través de redes sociales como Facebook, que cumpla con lo que prometió. Incluso han aparecido algunas pintadas contra el alcalde por «incumplir la promesa de arreglar este tramo».

En las últimas semanas ha tenido lugar un pequeño arreglo del camino por parte del Ayuntamiento, que ha compactado el tramo y ha eliminado gran parte de los baches que complicaban el tránsito de los vehículos por allí. Para ello ha utilizado gravilla, aunque de momento el asfaltado que destierre todas las irregularidades de la vía tendrá que esperar.

camino utrera-los molares pintadas desvio calzas anchasY es que el asunto es más complicado de lo que parece en primera instancia, ya que el tramo del camino en cuestión forma parte de la Cañada Real del Pajarero. Por ello, con la ley de vías pecuarias de 1995 en la mano, es ilegal asfaltar esos aproximadamente 750 metros. En la parte del camino que se ha asfaltado en los últimos años no ha existido ningún impedimento para hacerlo, ya que se trataba de un camino público, propiedad de los Ayuntamientos de Los Molares y de Utrera. Sin embargo, el tramo que queda pendiente es distinto por lo que, para poder acometer la obra prometida por José María Villalobos, es necesario un farragoso trámite con la Junta de Andalucía, para «desafectarla» y poder intervenir.

Aunque parezca no tener relación aparente, este asunto depende del Pinar de Doña. El Consistorio utrerano expropió en su día dicho paraje para entregarlo posteriormente a la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y permutar este espacio medioambiental por el terreno de vías pecuarias correspondientes que tienen incidencia en el crecimiento de Utrera al estar muy cerca del casco urbano. Es el caso de este tramo del camino de Los Molares o de lo que ocurre en la explanada del Matadero, que también está atravesada por la vereda real de Utrera a Villamartín y también sería ilegal acometer su asfaltado.

En la actualidad, el Pinar de Doña sigue siendo titularidad del Ayuntamiento de Utrera. Por este motivo, hasta que esta masa forestal no esté en manos de la Junta de Andalucía, esos dos tramos de vías pecuarias sobre los que el equipo de gobierno prometió actuar son sobre el papel intocables.

En su día, la anterior corporación municipal, dirigida por Francisco Jiménez (PA), también trató de asfaltar la parte del camino de Los Molares que ahora está en el centro de la polémica, chocando con los mismos problemas que siguen vigentes. Así las cosas, si hay algo claro en este asunto es que el asfaltado de este tramo del camino, de momento, tendrá que esperar.

La historia en torno a las mejoras de dicho camino vienen de hace algunos años. En primer lugar, la Diputación de Sevilla aprovechó un sobrante de otra obra para asfaltar la parte que corresponde al término municipal de Los Molares, parando justo cuando llegaba a la frontera con Utrera. Posteriormente fue el Ayuntamiento utrerano, con fondos del plan Supera, también de Diputación, el que asfaltó la parte que quedaba, dejando sin terminar el mencionado tramo de unos 750 metros.

Esta primera parte del camino entrando desde Utrera es la que presentaba en los últimos meses el peor estado, con numerosos baches y socavones. Por ello, para evitar discurrir por allí, muchos conductores han acostumbrado a utilizar una vía alternativa, tomando la antigua carretera cortada a Los Molares y utilizando el camino que discurre paralelo al desvío del arroyo Calzas Anchas, provocando también muchos baches en un camino que no está preparado para un tránsito tan intenso de vehículos.

 

 

 

Fuente: UTRERADIGITAL

Anuncios