El barrio de San José de Utrera dirá adiós a las inundaciones

 

inundaciones-apolo-dos-620x349

El alcalde de Utrera, en una reunión con los vecinos de la zona afectada/ G.P.P.

 

El Ayuntamiento de Utrera ha aprobado la ejecución de obras con un presupuesto de más de 177.000 euros

 

Los vecinos del barrio de San José de Utrera, especialmente los que tienen sus viviendas en las calles Apolo XI, Boscán y Gracián, van a poder dormir tranquilos los días de lluvia. La junta de gobierno del Ayuntamiento de Utrera ha iniciado los trámites para llevar a cabo una serie de obras que acabarán con los problemas de inundaciones que tradicionalmente han sufrido estas calles de la localidad.

Se trata de una promesa que reiteró en numerosas ocasiones en el periodo electoral el actual acalde de la localidad, José María Villalobos (PSOE), a la que ahora se le dado la tramitación necesaria. El presupuesto con el que contarán estos trabajos es de más de 177.000 euros, que forman parte de un proyecto, que una vez esté culminado evitará las inundaciones en las viviendas de estos vecinos.

En los últimos años los vecinos de la zona, han sufrido numerosos problemas, no solo cuando llovía con intensidad, también incluso cuando las precipitaciones no eran muy fuertes. La situación había llegado a tal punto, que incluso cuando las predicciones meteorológicas anunciaban lluvias, era posible ver en los domicilios más afectados, como los vecinos instalaban barreras provisionales para que el agua no entrara en sus casas, ya fuera colocando elementos como incluso levantando pequeños muros con ladrillos o escayola. Por ello, el alcalde de Utrera, José María Villalobos, ha explicado que «para comprender la importancia de esta actuación hay que conocer de cerca por lo que han pasado los vecinos de estas calles».

 

El problema se localiza principalmente en las calles Apolo XI, Boscán y Gracián, donde el propio alcalde de Utrera asegura que «cada vez que caen tres gotas de más los vecinos empiezan a preocuparse con toda la razón del mundo, no podíamos permitir que dicha situación continuara así».

La actuación en las calles más afectadas por las inundaciones en el barrio de San José, forma parte de un plan de obras municipal que cuenta con una inversión que ronda los tres millones de euros. En este proyecto se han incluido obras como los aparcamientos en las zonas deportivas de Vistalegre, la obra en la calle Menéndez Pelayo o las obras que próximamente tendrán lugar en La Corredera.

La noticia de la aprobación del proyecto para evitar las inundaciones en el barrio de San José, llega días después de que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir anunciara que antes del final del primer semestre del año estarán terminadas definitivamente las obras de desvío del arroyo Calzas Anchas. De esta manera, si todas las infraestructuras funcionan  como deben, el fantasma de las inundaciones quedará casi definitivamente desterrado de Utrera.

 

 

 

Fuente: ABC Sevilla

Anuncios