Las obras de desvío del arroyo Calzas Anchas finalizarán antes del segundo trimestre de 2016

 

CALZAS ANCHAS

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha finalizado el grueso de las obras para la ampliación del arroyo Calzas Anchas en el término municipal de Utrera (Sevilla), desde su confluencia con el desvío hasta debajo de la carretera A-375, trabajos acometidos para minimizar el riesgo de inundaciones en la zona.

Fuentes del organismo de cuenca han confirmado a Europa Press el término de la obra civil, a falta de remates menores, y han remitido como próximo hito a la prueba de carga de la carretera, para la cual es preciso proceder a actuaciones viales: se debe esperar un mes desde el fin de los trabajos, con lo que todo estaría dispuesto antes del segundo trimestre de 2016.

De esta manera, la CHG señala que los trabajos van “muy bien” y que los mismos cumplirán los plazos establecidos salvo que se dieran circunstancias meteorológicas que incidieran en forma de retraso de las actuaciones programadas.

Se dejaría así definitivamente ultimada la ampliación del canal de desvío, que ha permitido proteger el municipio de las inundaciones que históricamente causaba el arroyo, que discurría embovedado por el centro del núcleo urbano.

El contrato para la segunda fase del desvío con la empresa Ucop Construcciones S.A., según la documentación oficial recabada por Europa Press, se formalizó por 1.542.209,75 euros, con un presupuesto base de licitación que contaba con un importe total de 2.268.622,74 euros. El proyecto es fruto del convenio firmado entre la citada confederación, que financia el 80 por ciento de los trabajos a través de sus fondos Feder, y el Ayuntamiento de Utrera, que aporta el 20 por ciento restante.

El canal de desvío parte desde la zona de la Cañada Real del Pajarero, cruza por el extremo Sur de la zona urbanizable del municipio y termina en la salida del antiguo soterramiento del arroyo Calzas Anchas. Se trata de una estructura de hormigón de más de 3.600 metros de longitud con capacidad para transportar un caudal máximo de 137,86 metros cúbicos por segundo. Esta intervención supuso una inversión de más de 12 millones de euros.

GARANTÍA DE CAPACIDAD DE DESAGÜE

Con el objetivo de “garantizar su correcto funcionamiento ante futuras avenidas”, el Ayuntamiento y la CHG acordaron ampliar la actuación desde la confluencia entre el canal de desvío y el antiguo embovedado hasta aguas abajo de la carretera A-375. Este nuevo tramo integrará los caudales procedentes del desvío con los del antiguo encauzamiento, así como las escorrentías que se produzcan en ambas márgenes del canal. De este modo, se prolongará la canalización hasta el cruce con la carretera A-375.

Los trabajos que ejecutan en este nuevo tramo son de características muy similares a los desarrollados para la construcción de la estructura principal, garantizando así la capacidad de desagüe de la avenida de 500 años calculada.

Además, la confederación ha planeado una obra de paso bajo la carretera Sevilla-Ronda que evitará posibles desbordamientos que pudiesen afectar a la A-375, así como a una barriada del núcleo urbano que está situada próxima a la carretera.

Fuente: DIPUTACION DE SEVILLA

Anuncios