Don´t Cry for me Andalucía

2016_01_08_lecciones_foto1

De todos los lectores de este medio es sabido que mis filias no van encaminadas hacia los podemitas y mucho menos, a los seguidores de la apoyada por Ciudadanos en Andalucía; pero hay que reconocer que Coletas Fumanchú está haciendo saltar por los aires al Partido y las aldabas echan humo. Vamos, que les ha puesto un espejito mágico en el que tienen que definirse y actuar. De tantos falsos cambios y giros, se pueden dar cuenta de la gran mentira en la que han vivido y que son derecha caciquil, siendo la tartésica gobernante su máximo exponente.

Iglesias sólo pone la lupa y señala las contradicciones, inconsistencias y  mutaciones de un partido perdido en el espacio-tiempo. De Socialismo necesitan los del Partido un grado y un máster para enterarse; pero Zuzi, como es muy torpe, doce o quince años y mil profesores particulares y del Partido.

Lecciones de Susánida

No sé cómo se atreve con lo que tiene que callar la Sultana de Triana a dar lecciones a nadie, incluyendo a Coletas Fumanchú Manitú. Empero como lo suyo no es el sentido de la proporción, la prudencia, la sensatez, la templanza, la mesura y menos, la conciliación, salta la rana de Triana, lanzando sapos y culebras arropada de falso españolismo cuando su discurso político es la Nada, el blaberío o como mucho, el “dame argo” con un desplazamiento semántico e identitario de Andalucía por España. Una farsa: encubre la presunta corrupción de su partido  y su nefasta gestión con la salvífica y redentora unidad de España.

Sospechosamente, le están dando la prensa y los propios políticos tanto vuelo a la andaluza que todo lo que dice -porque hacer, lo que se dice hacer, no hace nada en Andalucía- se convierte en comentario de texto.  No habla una representante del gobierno autonómico más desastroso de España, no. Habla la que manda en El Partido. Pero miente más que habla como la osadía de afirmar que “Andalucía tira de la creación de empleo en España”. Hay que ser mendaz, falaz y faltar a la verdad para hacer un aserto de tal calado.

De impresiones está el mundo lleno y los hechos son los que afirman o desmienten dichos juegos y manipulaciones.  Ella se autopostula y actúa, de hecho, como la candidata y secretaria general no electa, como siempre. Pero ¿cómo se va a presentar a gobernar un país como España, cuando no sabe hacerlo en una comunidad de ínfimo nivel y con resultados calamitosos? De locos y con rebufo de enagua de Scarlett O´Hara con estética de culebrón venezolano, muchos aspavientos y griterio sin enjundia detrás.

El escenario de púgiles es el siguiente: Coletas hace un llamamiento a la parte roja y reprimida de El Partido – ya no es ni socialista, ni obrero ni español como se ha venido diciendo, hasta la saciedad, desde hace muchas décadas-.  Coletas ha puesto en evidencia a ella y a las dos corrientes que ha habido desde tiempos inmemoriales en el PSOE, ahora reencarnadas en susánidas y sanchistas, dirigiéndose directamente a la segunda: la izquierda socialista, que, aunque nadie se lo crea, todavía parece que existe en el subconsciente de algunos militantes y simpatizantes.  El plan de desenmascaramiento es obvio y no veo yo muy claro que si el NO es definitivo, los podemitas no los dejen caer en los sitios en los que los apoyan.

Y además, si el referéndum de la discordia tiene que pasar por el Senado y éste lo maneja el PP ¿a qué viene el teatrillo de la lozana andaluza del ser y parecer, cuando ella sabe que es inviable y Coletas también?

Dice el podemita soberbio al neoizquierdista Pedrito Sánchez que venga, vamos a hacer un pan-izquierdismo y la otra se agarra como una garrapata al tóntem españolista para no permitirlo, cuando estaba a favor del federalismo como solución a la independencia catalana.

Así las cosas,  Susánida vuelve a mentir como una bellaca, siendo su causa primera el hecho de que no quiere bajo ningún concepto que Sánchez sea ni líder ni presidente del Gobierno. Si  Espalda Plateada dejó España hecha unos zorros y ZP en la ruina más absoluta de la que nunca nos recuperaremos, no quiero ni imaginar a dónde nos conducirá ZP2 o, en su defecto, la incompetente hEREdera de los imputados Chaves y Griñán.

Ahora bien, una cosa es que los dos bandos se soportaran con una unidad fingida o untada y otra cosa muy distinta, que aparezcan en los periódicos y redes sociales a cara de perro. Por eso ha saltado el verso suelto de Susánida, intentando, desesperadamente, controlar el aquelarre político imparable. Las negociaciones están en marcha con Coletas, querida Susánida, y Pedrito se ha ido a Portugal a ver cómo han hecho allí el pacto pan-izquierdista. Con dos salvedades, en Portugal no tienen secesionistas ni 13 partidos en el Congreso. Hay que ser cenutrio…

Por un lado, los sanchistas están cogiendo aire y las elecciones catalanas, por otro lado, dilatan y posponen la decapitación del rebelde Sánchez, dispuesto a presentar batalla a la andaluza. Ambas situaciones han sido imponderables y variables improbables que se han presentado como reales.

Boca de lobo

Si es cierto, como apunta Agustín Rivera, que hay rebelión a bordo en la nave andaluza o carraca con exconsejeros, exviceconsejeros, exdirectores generales y más altos personajes -supongo que se refiere a alguno/os de los cuatro expresidentes y personajes como Guerra o similares-, no le agencio las ganancias a la pseudo gobernante tartésica. A ver si al final vamos a verla atravesando la boca de lobo de la nao andaluza, sí esa abertura que daba acceso a la canastilla del palo mayor con nombre de improperio.

¿Y la red clientelar? Los cuantiosos y costosos enchufados +familias, miles de altos cargos +familias, el universo de cuñados +familias, empresas amigas junteras y sus trabajadores + familias, los sindicatos untados + familias, las innumerables asociaciones subvencionadas religiosamente y el nutrido ejército de parásitos de la Administración paralela + familias temen como una vara verde que la dueña del cortijo andaluz coja la térmica y levante el vuelo, no vaya a ser que el maná juntero merme o desaparezca.

O sea, que el millón cuatro cientos mil, que come directa o indirectamente, del Régimen anda inquieto y descontento con la capitana Zuzi y sus alharacas políticas madrileñas por su condumio y el de sus tribus. Pero lo que les preocupa después del sillón y el sueldecito vitalicio es el tema de la sucesión monárquica andaluza.

A los decepcionados talibanes susánidas mencionados en el párrafo anterior, hay que sumarles los sanchistas andaluces, que básicamente se reducen a los que Susánida no ha colocado porque o no eran de su cuerda o porque no hay tantos cargos para todos, además de los de la Izquierda Socalista liderada por Pérez Tapias y su larga lista de cadáveres políticos y adláteres.

Corolario

Tanto Susánida como Coletas y Pdr Snchz están jugando sus cartas marcadas y hacen sus movimientos de todos contra el PP y todos contra todos. Un lío morrocotudo y tremebundo. Y yo me pregunto: ¿nadie se ha dado cuenta de la afasia en la que ha caído Riverita de la Barceloneta?

Sin duda anda con el pie cambiado después de la decepción generalizada de sus militantes y él mismo.

Todos perdieron, incluso el PP. Unos porque pensaron que iba a arrasar; otros mantenerse, alguno en peligro de extinción, etc. En definitiva, todos perdimos y nada volverá a ser igual por no haber hecho lo que todos demandábamos: separación de poderes, adelgazamiento de las administraciones paralelas y no paralelas, enchufados y chorizos fuera de cargos públicos, a la cárcel, que devuelvan lo robado, fuera aforamientos e indultos y un largo etcétera.

Perdonen la digresión pero lejanas y obsoletas quedan las virtudes políticas de las que hablaba Cicerón en su Pro Marco Marcello: la mansedumbre, la clemencia, la justicia, la magnanimidad y sobre todo, la sabiduría. Susánida es más la versión navajera y burda de Maquiavelo  “de sevillanas maneras”: capacidad para manipular las situaciones y fingir, moverse según soplen los vientos, no tener virtudes sino sólo aparentarlas, ser diestro en el engaño, indiferente ante el bien y el mal, situándose por encima de ambos planos, el fin justifica los medios, etc. 

Coda: seguiremos pendientes de los movimientos de unos y otros. Nuestro futuro pende de ellos.

 

 

 

Fuente: Cornelia Cinna Minor

Anuncios