SI EMILIO BOTÍN PUDIERA VOTARÍA… A PABLO IGLESIAS

 

 

botin y pablo iglesias - alberto-leon-cebrian

¿Tan descabellado parece?

Hace tiempo publicaba un post titulado ¿quién es Pablo Iglesias? donde explicaba bastante en detalle el ascenso meteórico de “la voz del pueblo”. Explicaba, que nada surge de la nada, y que Pablo Iglesias era una figura mediática en la que algunos magnates habían invertido mucho tiempo y dinero.

Nadie va en política a ningún lado sin alguien que invierta una fuerte suma de dinero en él, y en el caso de Pablo quedó en evidencia que detrás de su campaña “podemita” estaban básicamente el dinero de Irán, Venezuela y muy muy particularmente la Sexta.

Hice además una afirmación que a muchos ha parecido sorprender, y es que a las élites financieras les encanta la izquierda… Decía por ejemplo que Manuel Polanco y Juan Luis Cebrián, líderes del mayor grupo mediático de España (Prisa) son “progresistas” de corazón. Como Roures, el comunista trotskista que “fabricó” a Pablo Iglesias, un hombre que cobra una millonada con el canal de televisión que le concedió a dedo Zapatero (La Sexta) una empresa que por cierto se forra de millones del dinero público rellenando la parrilla de programas de Televisión Española. Incluso el compadreo del banquero Emilio Botín (Banco Santander) con Zapatero durante la crisis de 2008 era sonrojante. ¿Por qué la izquierda le gusta tanto al poder?

El poder ya no es un cacique o terranteniente sentado en un cortijo andaluz de derechona, fumando un puro mientras da latigazos a la espalda de unos jornaleros con sueldos de miseria. No seas anticuado. Hoy el poder son los bancos internacionales, y el poducto principal que venden los bancos es deuda. Piénsalo por un momento ¿Quién mejor que PSOE o Podemos para endeudar a España hasta las cejas (zapateriles cejas)? El Plan E de Zapatero y su derroche multimillonario ha llenado los bolsillos de los banqueros durante los últimos cinco años. La deuda es la esclavitud legalizada en el siglo XXI, que somete igual a personas que a países enteros. Por ese motivo la Caixa perdono seis millones y medio de deuda al PSOE en 2005, cuando a tí no te perdonaría ni un euro de la hipoteca. Por eso cuando estalló la más que evidente crisis de 2008 en la cara de Zapatero (la de “nadie la pudo prever”) Emilio Botín decía que era “como la fiebre de un niño que empieza fuerte y luego baja”. Pero él se había deshecho de todos sus activos inmobiliarios el año anterior. Por eso Rubalcaba, un “socialista” políticamente en las últimas indultó al banquero más importante de España, que no era Emilio Botín sino su consejero Alfredo Sáenz. Si no recuerdo mal Sáenz estaba condenado a seis meses de prisión por hacer que metieran en la cárcel a un empresario inocente, cuyo único “delito” era contraer una deuda con el extinto Banesto.

Esto sí que es una idea revolucionaria… ¿los bancos de izquierdas? Los banqueros tienen a los periódicos y los políticos (incluida la derecha) comiendo de su mano. Tanto PRISA como el PP y el PSOE están endeudados hasta las orejas. Hoy España está endeudada en casi el 100% de su PIB y España paga casi 40.000 millones sólo de intereses cada año. Buena parte de la culpa la tienen los últimos años de Rajoy, cierto, acomplejado ante pérdida de votos que supondría un ejercicio de responsabilidad sin precedentes en la historia reciente; equilibrar las cuentas públicas. Con esos 40.000 millones podríamos tener la mejor educación del mundo o la mejor sanidad o las mejores infraestructuras. Pero ese dinero se lo llevan los bancos caliente por hacer apuntes contables en un sistema informático (osea por hacer nada más que vender humo)…

La gente inocentemente piensa que votando a la izquierda vota igualdad, justicia y equidad… pero es un espejismo. Tómate la pastilla de ver de lejos como Neo en Matrix y mira el exitazo de Grecia con sus medidas “sociales”; la cuna de la democracia endeudada durante generaciones, y los griegos convertidos en los parias de Europa. Para corregir sus excesos de crédito la Troika le puso a Grecia un presidente “tecnócrata”, Lukas Papadimos. ¡¡Un banquero de Goldman Sachs!!, ¡¡¡el mismo que había mirado para otro lado cuando Grecia cocinaba las cuentas del país los diez años antes!!! Y luego llegó Tsipras, un “podemita” prometiendo que no pagaría la deuda al que muchos griegos le creyeron. Que bonito si sólo hubiera sido cierto… pero al final engañó a todos y pasó por el aro de los bancos. Y pagó como los demás. No hubo narices de salirse del Euro.

El primero en reflexionar sobre esta brillante paradoja fue el profesor Anthony Sutton. En su libro “Wall Street and FDR” decía:

“John D. Rockefeller y sus socios capitalistas del siglo XIX estaban de una verdad absoluta: que no se podría acumular una gran cantidad de riqueza bajo las reglas imparciales de una sociedad competitiva de “laissez faire”. El único camino cierto a la adquisición de una riqueza masiva era el monopolio: expulsar a tus competidores, reducir la competencia, y sobre todo obtener protección estatal para tu industria gracias a políticos complacientes y regulación gubernamental . Esta última avenida proporcionaba un monopolio legal, y un monopolio protegido por la ley siempre conduce a la riqueza.”

¿Que monopolio mejor que el garantizado por el Estado? Y otra perla de su obra “Wall Street and the Rise of Hitler”:

“Se llame como se llame el sistema colectivsta -socialismo de los soviets, socialismo del New Deal, socialismo corporativo o nacional socialismo- es el ciudadano medio, el tipo de la calle quien en ultimo término pierde ante los que mueven los hilos ahí arriba.”

El socialismo en definitiva es un sistema economía centralizado en un gobierno hiperrecaudatorio que garantiza que la “economía de amiguetes” funcione; monopolios, ayudas, licencias, concesiones, rescatar empresas quebradas, regalar cajas de ahorros, etc. ¡Y todo financiado con dinero público! El socialismo roba a los no-tan-ricos para dárselo… a los bancos. Qué genio era Sutton…

Con este artículo les doy una pista de por dónde va mi segundo libro.

Un saludo,

Alberto

Fuente: ALBERTO LEON CEBRIAN

Anuncios