La Fiscalía archiva el expediente del menor cuyo padre estuvo en huelga de hambre a las puertas de la Delegación de Educación

cañamero - Podemos Sevilla - Pepe Padre Coraje1

 

El órgano judicial entiende que la problemática derivada de las necesidades especiales que afectan al alumno han encontrado siempre respuesta en el ámbito educativo

La Fiscalía de la Audiencia de Sevilla ha decretado el archivo del expediente de protección relativo al alumno con necesidades especiales escolarizado en el CEIP Beato Juan Grande de la localidad de Carmona, cuyo padre estuvo en huelga de hambre varias semanas a las puertas de la Delegación Territorial de Educación de la Junta para solicitar un monitor a tiempo completo para su hijo.

Según el escrito de la Fiscalía, la causa del archivo es “la ausencia de riesgo” para el menor “que exija la intervención jurisdiccional de este Ministerio Fiscal” lo que, indica este órgano judicial, se le ha hecho constar al progenitor del menor en una notificación que le fue remitida en un oficio del 26 de noviembre de 2015.

En este sentido, el documento de la Fiscalía añade que “el Fiscal entiende que la problemática derivada de las necesidades de atención especiales que afectan al referido menor ya han encontrado cumplida respuesta en el ámbito educativo”.

Tras conocer el archivo del expediente, el delegado territorial de Educación, Francisco Díaz Morillo, se ha mostrado satisfecho con la decisión de la Fiscalía ya que “pone de manifiesto el buen hacer y el excelente trabajo que han desarrollado los equipos directivo y de orientación del centro educativo en todo el proceso, así como la rigurosidad y buen criterio de la Delegación Territorial de Educación a la hora de dar respuesta a las necesidades de este menor”.

Así, Díaz Morillo ha destacado que esta decisión judicial prueba que “la Delegación es garantista, seria, eficaz y rigurosa en la gestión y tratamiento de cualquier asunto del ámbito educativo, así como en el momento de aportar soluciones a las posibles problemáticas que presente el alumnado de toda la provincia”.

Asimismo, el delegado ha asegurado que “si bien entiendo la preocupación de los progenitores por su hijo, no comparto de ningún modo el alarmismo que han transmitido a toda la sociedad en cuanto a la condiciones de la  escolarización del menor, sobre todo teniendo en cuenta que éste ha contado siempre con los recursos asistenciales y docentes que requiere teniendo en cuenta su dictamen, que en este caso es la necesidad de atención asistencial puntual”.

Comunicado Delegación

El pasado mes de septiembre la Delegación Territorial de Educación hizo público un comunicado en el que aseguraba que la escolarización del menor se produjo en el mes de enero por traslado de centro y motivada por cambio de localidad y domicilio laboral a petición de los padres; y que al solicitar el traslado, los padres no consideraron en ningún momento las ayudas o recursos especializados que requiere la modalidad de escolarización dictaminada para su hijo y es una vez admitido en la Escuela de Educación Infantil cuando los padres demandaron los recursos especializados.

En su escrito, la Delegación afirmaba que en el centro del que provenía la escolarización, el alumno contó con los recursos asistenciales y docentes que requería teniendo en cuenta su dictamen -documento que prescribe los recursos humanos y materiales que necesita, así como la modalidad de escolarización más adecuada al alumno-, que en este caso es la necesidad de atención asistencial puntual.

Además, la Delegación recordaba entonces que ya en este centro se iniciaron y desarrollaron una serie de quejas y reclamaciones por parte de los propios padres en relación con el trato supuestamente negligente recibido por su hijo de los profesionales del centro educativo, y que esas quejas quedaron absolutamente descartadas por infundadas por parte de la Inspección educativa y, sin embargo, los padres denunciaron penalmente a los docentes que atendían a su hijo.

Según la Delegación, durante el proceso de escolarización para el curso actual, la familia solicitó que fuera admitido en 1º de Educación primaria en el CEIP Beato Juan Grande de la localidad de Carmona, centro donde está su hermano mayor y donde la Delegación le asignó un monitor a tiempo compartido con otro CEIP de la localidad para que el alumno fuese atendido en sus necesidades asistenciales puntuales, aún a pesar de que en su traslado desde la localidad anterior la familia ocultó la necesidad de un recurso especializado.

En el comunicado, la Delegación aseguraba que desde el centro en el que actualmente está escolarizado el menor, y a propuesta de la familia del alumno, se ha acordado con ella el horario y la forma de atender las necesidades del menor en función de su dictamen de escolarización, y que esta propuesta llegó a esta Delegación territorial avalada por el director del centro.

Finalmente, la Delegación marcaba que el alumno se encuentra escolarizado en el centro de la localidad elegido por sus padres y la asignación de recursos y horarios es adecuada a la necesidad de asistencial puntual que el menor necesita para su correcta escolarización, así como que en ningún momento se ha propuesto por parte de la Delegación un cambio de centro.

Fuente: JUNTA DE ANDALUCIA

Anuncios