Felipe González, ese deleznable sicario

felipe-gonzalez-gal

Si en nuestra historia reciente ha habido un ejemplo de esa sabia máxima de que “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe totalmente” es sin duda alguna el expresidente del gobierno Felipe González.

Cualquier persona podría cuestionar, y con razón, que ese joven abogado laboralista sevillano, detenido por manifestarse contra la dictadura franquista y preocupado por diversas injusticias allá por los ya lejanos años 70 del siglo pasado pueda ser la misma persona que décadas después toleró (cuando no organizó) un grupo terrorista formado en las cloacas del propio estado que dirigía, grupo que administraban sus más leales ministros.

Por supuesto, si ese “Isidoro” de la clandestinidad pudiera encontrarse con su alter ego de la actualidad, como en uno de esos viajes a través del tiempo que nos ha narrado la ciencia ficción, muy probablemente se sorprendería al comprobar que se ha convertido en un lobista que gana millones de euros compadreando con las grandes multinacionales y haciéndoles de correveidile.

Pero lo que seguramente mataría de vergüenza al joven González sería escuchar en boca de su yo del futuro que el régimen venezolano es peor que la cruel y sanguinaria dictadura chilena, la misma que encarceló y torturó a decenas de miles de personas y asesinó a 3.200 inocentes. Pero claro que se puede esperar de un infame individuo que apoyó y financió al propio régimen asesino de Pinochet desde su cargo de presidente del gobierno español, de tal manera que hasta fue condecorado por los servicios prestados a esa misma genocida dictadura.

Es más, lo increíble del caso es que el miserable de González también apoyó a su gran amigo del alma, el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez mientras asesinaba en las calles a más de 3.000 ciudadanos que simplemente protestaban contra las brutales medidas económicas impuestas por el FMI a ese país. Pero claro, eso era el ya lejano 1989 y la memoria del Señor X (que no olvidemos sigue siendo un referente de ese extraño partido llamado PSOE) nunca ha sido lo que se dice muy precisa.

Anuncios