Una hermandad acusa al Ayuntamiento de Utrera de no permitirle organizar el belén viviente

La Quinta Angustia ha asegurado que el consistorio, dirigido por PSOE e IU, solo ha puesto problemas hasta la fecha

belen-viviente-dos--620x349--620x349

El pasado año el belén viviente tuvo 11.000 visitas – A.F.

En las últimas horas un tema polémico ha inundado las redes sociales en Utrera y ha sido el protagonista en muchas de las tertulias habituales de la localidad. La hermandad de la Quinta Angustia ha explicado las dificultades que este año está sufriendo para montar el belén viviente que el año pasado tuvo lugar en el Castillo, asegurando que han desistido de esta iniciativa «por culpa del Ayuntamiento», que desde el pasado mes de mayo está dirigido en Utrera por una coalición entre el PSOE e IU.

El tema ha calado hondo en la población porque el pasado año este belén viviente, que se organizaba por vez primera, cosechó un éxito sin precedentes en la localidad, ya que alcanzó la cifra de 11.000 visitantes. Una actividad que contó con el respaldo de gran parte de la ciudadanía y que además contaba con el atractivo de celebrarse en uno de los monumentos más importantes de la ciudad como es el Castillo. La hermandad consiguió recaudar a través de esta actividad una importante cifra económica para su obra social.

Este año, la hermandad ha asegurado «estar trabajando en la presentación de los documentos requeridos por el Ayuntamiento de Utrera desde el mes de septiembre, e incluso ya estaba todo preparado para comenzar el montaje de la instalación. Pero finalmente la hermandad ha decidido suspender el belén, «por culpa del Ayuntamiento», según asegura la propia corporación local. Los responsables de la hermandad se han quejado amargamente con respecto a este asunto, explicando que «todo han sido problemas hasta la fecha».

 

La hermandad se ha visto envuelta en un complicado laberinto burocrático, en el que a medida que iban cumpliendo con los requerimientos impuestos por el Ayuntamiento, aparecían nuevos trámites a cumplir. La gota que colmaba el vaso llegaba el pasado jueves 10 de diciembre, cuando la propia hermandad asegura que el consistorio utrerano «nos han pedido otro trámite más, que no depende de la hermandad, y que tardaría en torno a 10 días, lo que hace ya imposible poner en marcha el belén viviente». La Quinta Angustia tenía previsto comenzar la actividad el fin de semana del 12 y el 13 de diciembre.

Uno de los problemas que ha surgido a lo largo de esta negociación se centraba en la existencia en la localidad de una ley de protección animal, que controla el uso de animales en este tipo de espectáculos. Por ello la hermandad asegura que el Ayuntamiento les había pedido que no se utilizaran en el belén viviente animales, como se había hecho el año pasado. En cualquier caso esta no ha sido la razón para que la hermandad haya decidido suspender el belén, ya que aseguran que estaban dispuestos a poner en marcha la actividad sin la presencia de animales.

La propia hermandad ha querido pedir disculpas «a todas las personas que se han involucrado desde un principio y han trabajado para hacer posible este proyecto, así como a los niños que tenían mucha ilusión por participar en el belén viviente». La noticia de la suspensión ha generado una importante reacción en las redes sociales, donde muchos utreranos han expresado su tristeza por la suspensión de esta simpática actividad.

En la noche del jueves 10 de diciembre la hermandad se reunía en junta de gobierno, para acordar llevar un intento más, casi a la desesperada para que el belén se pueda realizar. En este caso van a solicitar la autorización de la actividad en el Castillo a la Corporación Municipal en su conjunto.

Fuente: ALBERTO FLORES – ABC 

Anuncios