Aplazado el juicio al Cuco hasta el 8 de enero por un fallo

 

No han podido comparecer los dos policías que detuvieron el vehículo en el control policial

juicio-cuco-sala--620x349 marta del castillo

Una iomagen de la sala este viernes – R. DOBLADO

El juicio a los padres del Cuco, implicado en el caso Marta del Castillo, se ha aplazado hasta el 8 de enero. Un fallo en la citación de los testigos ha supuesto que la Fiscalía pidiese el aplazamiento de la vista oral que se iba a celebrar esta mañana en los juzgados de lo Penal de la capital hispalense.

Según ha explicado el juez a los periodistas que han accedido a la sala, hubo un error mecanográfico en la citación de los testigos, que además habían sido convocados “con poca antelación”, apenas 48 horas antes. El juzgado había llamado a declarar al instructor del caso y a otro agente de la Policía Nacional, cuando quien debería haber acudido a sede judicial a prestar declaración como testigos eran los dos funcionarios que interceptaron el coche donde viajaba el Cuco en un control de carretera en la autopista Sevilla-Cádiz.

 

Con este aplazamiento, esta causa ya se ha suspendido en dos ocasiones y se ha señalado para tres fechas distintas. Así, debió celebrarse por primera vez el 25 de marzo del año pasado, pero la defensa de los padres del entonces menor pidió la suspensión porque no les había dado tiempo a presentar el escrito de acusación.

Junto a los progenitores del Cuco, en el banquillo de los acusados se sienta el supuesto infiltrado. La Fiscalía solicita para los tres acusados una multa de 18 meses con cuota diaria de 12 euros, lo que equivale a 6.480 euros, por un delito de quebrantamiento de orden de alejamiento.

Los tres iban junto al entonces menor el 14 de noviembre de 2010, cuando fueron detenidos en la autovía A-4 Sevilla-Cádiz a 25 kilómetros de la capital sevillana. Sobre el Cuco pesaba entonces una prohibición de acercarse a menos de 50 kilómetros de Sevilla, como ciudad de residencia de la familia de Marta del Castillo, y por ese motivo estaba internado en un piso tutelado de Cádiz.

Conformidad fallida

La vista oral ha estado a punto de cerrarse con un acuerdo de conformidad. El padre de Marta del Castillo, que ha estado en los juzgados, ha explicado a los medios que los padres del Cuco estaban dispuestos a aceptar la pena y evitar así la celebración del juicio. Pero que ha sido el supuesto infiltrado el que se ha negado a llegar un acuerdo con la Fiscalía porque eso supone el reconocimiento de la comisión de un delito: “Él no ha hecho nada ilegal. Él quiere que se reconozca que ese día estaba conduciendo porque estaba siguiendo directrices de la Policía”.

Sobre el nuevo retraso en la causa se ha limitado a decir que es una prueba más de “cómo funciona el sistema judicial en este país”.

La llegada y salida del infiltrado han estado cargadas de expectación. Un nutrido grupo de conocidos y familiares de la niña asesinada le ha aplaudido y jaleado en la entrada del edificio judicial.

Este individuo entregó el mes pasado en el juzgado 600 horas de conversaciones que habría recogido en el entorno de la familia del Cuco y que probarían una supuesta connivencia de los padres del joven en la ocultación del cadáver de Marta.

Hasta que no ha entrado en la sala y el juez le ha ordenado que se quitara la braga, el gorro y las gafas no se le ha visto el rostro. Ha sido en ese preciso instante cuando una nube de flashes ha saltado buscando la imagen del día.

También ha sido accidentada la salida del Cuco y los padres, que han sido abucheados e insultados por ese grupo de personas afines a la familia de Marta del Castillo. Se ha vivido un momento de tensión cuando han tenido que ser escoltados hasta un taxti y varias personas se han abalanzado sobre el vehículo golpeándolo.

Fuente: ABC SEVILLA

Anuncios