El alcalde de Utrera justifica el quiosco adefesio de Consolación por su “ergonomía”

Villalobos argumenta que es para los trabajadores del retablo, que aún ni siquiera se ha aprobado restaurar

Interior Santuario con mamparas

El alcalde de Utrera, José María Villalobos (PSOE), ha justificado la instalación del quiosco de aluminio y cristal en el santuario de Consolación. En una rueda de prensa en el Ayuntamiento  el regidor consideró que la polémica de estos días «se ha salido de madre» y que «no se ha cometido ningún atentado contra el patrimonio».

Según el alcalde, esta actuación sirve para «preparar el santuario de cara a la obra de restauración del retablo» que se acometerá en el futuro. El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico anunció que iba a elaborar el proyecto, pero sin ninguna fecha ni presupuesto para su desarrollo, teniendo en cuenta además que Consolación es templo jubilar con motivo del Año de la Misericordia, por lo que en 2016 no se acometerían dichas obras.

Villalobos ha afirmado que está solicitada la licencia de instalación, aunque no explicó si se ha concedido.También defendió la colocación de la gran pecera «provisional y desmontable» en el atrio de entrada al templo. En palabras del alcalde, «las personas que vayan a estar en el atrio necesitan unas mínimas condiciones de ergonomía en el trabajo», al tiempo que hizo un llamamiento a la tranquilidad por parte de los ciudadanos. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua  la ergonomía es “el estudio de la adaptación de las máquinas, muebles y utensilios a la persona que los emplea habitualmente, para lograr una mayor comodidad y eficacia”. Se entiende que lo que quiso decir es seguridad e higiene en el trabajo. Además, a todas luces, se ve que el quiosco está pensado para vender recuerdos no para que lo usen los trabajadores de patrimonio cuando se restaure el retablo.

Ahora la torre campanario luce una estrella de Navidad

También el alcalde arremetió “contra el excesivo protagonismo” del historiador Julio Mayo que ha sido el que ha denunciado este adefesio de pecera con fines exclusivamente comerciales en el Santuario de la Consolación de Utrera. Julio Mayo, por su parte, se sorprende de “que el propio Villalobos haya expresado en público que la licencia de instalación del quiosco se ha solicitado ahora, y no con anterioridad“. Es decir, que se ha puesto sin la preceptiva concesión y aprobación de la misma (práctica administrativa y técnica no muy habitual en las tramitaciones que los vecinos de Utrera agencian con su Ayuntamiento, a quienes se les sanciona por incumplir este precepto).

Al hilo de los argumentos ofrecidos por Villalobos, ha explicado Mayo que “la intervención prevista por el IAPH está en proyecto y que, hasta la fecha, el Instituto Andaluz de Patrimonio sólo ha efectuado un estudio analítico del deterioro del retablo para establecer los criterios de intervención en la obra”.

El historiador Julio Mayo conoce el proyecto muy de cerca porque compañeros de investigación de la entidad patrimonial le han requerido documentación técnica al haber sido él mismo quien descubrió el autor del retablo que se ejecutó en 1713, como lo acreditan las publicaciones que realizó de su importante descubrimiento. “La tramitación de ese proyecto está en un estado de gestación muy iniciático, y en ningún caso -explica el historiador- ampara legalmente la ubicación del quiosco en el interior del propio Santuario. No tiene nada que ver una actuación (la futura restauración del retablo) con la instalación del quiosco“. “El alcalde, con sus explicaciones, se desmiente así mismo”, concluye Mayo

Julio Mayo ha anunciado que también se va a personar, en este caso tan inapropiado del quiosco ubicado en el interior del Santuario, ADEPA (Asociación de Defensa del Patrimonio), cuyo colectivo va a interponer una denuncia en la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía, tal como ha hecho en un caso de la instalación ilegal realizada, hace unos meses, en la Parroquia de la Magdalena de Sevilla. Julio Mayo ha agradecido a toda Utrera “la repulsa que, de un modo tan unánime, está manifestando contra este adefesio y, muy especialmente, los apoyos recibidos de muchos cofrades utreranos y hermanos de la propia hermandad de Consolación que no están de acuerdo con la instalación del quiosco y que, por respeto, todavía no han hecho pública su opinión”.

Fuente: XYZ PERIÓDICO CRITICO SEVILLANO

Anuncios