El Consistorio asumirá la gestión de los terrenos del antiguo vertedero

La cesión será por un periodo de 30 años. Las obras para la clausura de este vertedero se encuentra al 90% de su ejecución tras invertir 3,4 millones

 

El Consistorio asumirá la gestión de los terrenos del antiguo vertedero
Villalobos y Fiscal, durante la visita al antiguo vertedero de Utrera. / V. C.

El Ayuntamiento de Utrera asumirá en breve y por un periodo de 30 años, las competencias del plan de seguimiento y control del vertedero de residuos sólidos urbanos El Barrero ubicado en la finca El Pinganillo y que fue gestionado por la antigua Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, hoy disuelta.

Así lo dio a conocer el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, durante la visita que realizó este lunes a las obras del sellado del vertedero que, por un importe de 3,4 millones de euros, se están realizando y que se encuentran en un plazo de ejecución del 90 por ciento.

A partir de la finalización de las obras –básicamente lo que queda es la reforestación de los terrenos– será el Ayuntamiento de Utrera gobernado por el socialista José María Villalobos el encargado de las labores de control del antiguo vertedero y de la gestión de unos suelos que cuentan con una superficie que ronda los 100.000 metros cuadrados.

El regidor utrerano, que estuvo presente en la visita junto al director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía, Fernando Martínez Vidal, agradeció la colaboración entre administraciones para financiar el sellado del vertedero y de permitir que sea el Ayuntamiento el que pueda gestionar estos terrenos una vez finalicen unas obras a las le restan pocas semanas para su punto y final. El alcalde explicó durante la visita que, de momento, el Ayuntamiento de Utrera no tiene una decisión tomada sobre qué uso se le podría dar a los terrenos, porque al estar sujetos normativas medioambientales «hay que ver qué posibilidades ofrecen, qué queremos hacer y qué uso pueden tener».

Recuperación del paisaje

En la visita, Fiscal recordó que los trabajos realizados en este y otros vertederos de la antigua Mancomunidad del Bajo Guadalquivir están permitiendo solucionar los problemas ambientales de contaminación, deterioro paisajístico, inestabilidad de taludes, saturación y posibles riesgos sanitarios, además de lograr la restauración paisajística del entorno.

En estos momentos, la Junta está procediendo a la clausura, sellado y regeneración medioambiental de vertederos andaluces, que afecta a 578.107 metros cuadrados de terrenos. De hecho, se han finalizado obras del vertedero de residuos sólidos urbanos de Lebrija y Puente Genil (Córdoba).

 
Anuncios